Calle Ancha

José Ramón Del Río

La subvención cofrade

LOS que gobiernan el Ayuntamiento de Cádiz, de izquierda anticapitalista y comunistas, cuyo gobierno ha sido posible gracias a los socialistas del PSOE, entre sus escasas primeras medidas, han anunciado que el Ayuntamiento reducirá su aportación a las cofradías, justificándolo en que "en un contexto de crisis, la ciudadanía no alcanzamos (sic) a comprender como se destinan tantísimos recursos públicos a ese fin". El anuncio ha servido para que se pueda conocer con todo detalle cuanto gastó el Ayuntamiento de Cádiz, el último año, en las cofradías y es bueno que cunda el ejemplo y se dé el mismo detalle de otras cuentas municipales. Resulta que del gasto total, las cofradías solo perciben directamente 120.000 euros, por lo que a cada gaditano le corresponde menos de 1 euros. (Aunque no vivo en Cádiz, pero soy gaditano, me ofrezco a pagar la cuota que Fernando Santiago no quiere pagar, a condición de que luego no vaya a ver cofradías desde el balcón de la Asociación de la Prensa, en la c/ Ancha). Tiene razón "Podemos" en que, estamos en un Estado aconfesional, pero también lo estará en que los poderes públicos tienen que tener en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y resulta que la andaluza, está abrumadoramente del lado de las cofradías.

Dicen que Sevilla es el no va más de las cofradías, pero teniendo siete veces más habitantes que Cádiz, solo tiene el doble de cofradías. Y qué decir de la vecina San Fernando, con más cofrades que ninguna localidad, en relación con su población, o Jerez de la Frontera, donde las cofradías rebosan hasta el punto de que la Semana Santa comienza el Viernes de Dolores. Los políticos que no son miopes o sectarios saben que en Andalucía no pueden estar en contra de las cofradías. Bien lo sabe Kichi que conoce ese mundo, porque dicen que vistió túnica y capirote y por eso no ha tenido duda en recibir la medalla del Nazareno y, ahora, mientras su partido pide para la subvención municipal "un ajuste significativo", él dice que no ha venido a quitar la Semana Santa, sino a mejorarla. Aunque su ofrecimiento es de agradecer, mejor que la deje como está.

Lo que no es de recibo es que "Podemos" quiera dar a las cofradías lecciones de caridad o de solidaridad, si lo de caridad no les gusta, cuando dicen que "al Consejo le toca estar a la altura y predicar con el ejemplo". Las cofradías, en eso, le llevan a ese partido una ventaja de más de 500 años.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios