Carta desde Manila

carlos / juan

soñemos

ESTA carta contiene factores literarios de riesgo para determinados corazones. Lea con precaución. Estamos en el mes de mayo del año 2017 y Cádiz entera, incluyendo la redacción de este diario, está que se sale de su pellejo. La alegría de junio del 2015 por el ascenso a segunda división se vio amplificada un año después por el retorno del equipo a la máxima categoría, máxima categoría que también se le ha dado al Tricentenario del traslado de la Casa de Contratación, que se está celebrando por todo lo alto bajo el lema: 'Cádiz, el puente con América' (aún no se ha superado la "puentitis" que se instaló en la ciudad desde el día de la apertura del nuevo acceso).

Entre visita y visita a la patrona de la ciudad, la profesionalidad, el sentido común, la sabiduría técnica y la gestión del día a día, unido a dinero que parece estar debajo de las piedras ostioneras, el Cádiz se ha plantado en Primera para hacer cosas. El "juego coñeta" de la escuadra amarilla está en la prensa deportiva de la Tacita y de Madrid. Como con el "tiki taka", nadie sabe muy bien qué es, pero funciona. ¡Y vaya si funciona! El equipo tiene posibilidades muy serias de ganar la liga porque con el irreverente "juego coñeta" que practica no cede puntos, ni en Carranza ni fuera.

Brotan frases que nunca se habían publicado antes. "No es nada bueno para el fútbol español que el Cádiz gane la Liga". "La presencia de un perfecto desconocido en la Champions dañará la imagen de nuestro fútbol", "la comercialización mundial de la Liga se basa en el Madrid y el Barcelona, únicos equipos capaces de hacer fichajes competitivos en el mercado y de garantizar así la estabilidad", "el Cádiz supone un giro populista que la Liga no se puede permitir ya que necesita de los dos grandes equipos españoles que aportan imagen de marca y audiencias millonarias". O, la peor de todas, "los árbitros son sensatos, por lo que al final frenarán un desastre que nos hunde a todos".

¿Es indignante? Es tan viejo como el mundo. Cambien el "juego coñeta" por Podemos los "árbitros" por los españoles y el Madrid-Barcelona por quienes ya se imaginan.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios