Alerta sanitaria Salud retira por listeriosis una morcilla elaborada y distribuida en la provincia de Cádiz

Crónica Personal

Los socialistas y el indulto

Montañas de españoles sienten decepción y espanto ante unos posibles indultos que les parecen una indignidad

Es la pregunta que más se escucha estos días de polémica por el indulto a los sediciosos: si los socialistas respaldan o no a su secretario general. Las respuestas no aclaran nada, pues según unas fuentes el PSOE está con su líder y según otras un porcentaje alto de militantes se sienten escandalizados.

La pregunta está mal formulada. Hay sanchismo, el partido que tiene a Moncloa y Ferraz como sedes, y luego está el PSOE de siempre, el de toda la vida, el de Pablo Iglesias -el bueno, no Iglesias Turrión-, que se siente orgulloso de la aportación que hizo a la democracia española bajo la dirección de Felipe González. El PSOE Auténtico, como lo calificaba un dirigente socialista al que se le ve el plumero: se enciende cuando se le mencionan los indultos y le indignan los pactos de Sánchez con partidos que siempre han considerado indeseables los socialistas que defienden unos principios que no comparten los sanchistas. Un miembro destacado del sanchismo me explicaba que el PSOE está unido y el Gobierno también. Que Sánchez defiende a ultranza los intereses de los españoles, y que su empeño actual es pacificar Cataluña y conseguir que se normalicen las relaciones entre Cataluña y España. Cuando le interrumpo con "será con el resto de España, Cataluña forma parte de España", él replica con gesto despectivo: "Ya estamos", como si yo fuera de Vox. Jamás cuestionará a Sánchez. Lo que sorprende es que los tres jueces del Gobierno tampoco cuestionen su actitud con el indulto. Robles mantiene un prudente silencio, pero Marlaska y Campo no se inmutan y siguen defendiendo lo que el Supremo no defiende. Todo sea por mantenerse en el cargo. Y que no nos vengan con que es una cuestión de lealtad. ¿Lealtad a su presidente o lealtad a los españoles?

Medio millón de socialistas madrileños no han votado a Sánchez y se han inclinado en gran parte por Ayuso. Felipe González, que se mojó poco cuando Pablo Motos le preguntó por el indulto y sólo dijo que él no lo habría aprobado en estas circunstancias, sí contó en cambio que había votado a Gabilondo porque lo hizo por correo, pero que después de ver su intervención en el debate de los candidatos, se quedó con la duda.

Montañas de españoles sienten decepción y espanto ante unos posibles indultos que les parecen una indignidad, y que además el Supremo considera ajenos a lo que exige la ley. Los socialistas están mayoritariamente en contra y los sanchistas en cambio a favor. Pero los que importan son los primeros, los socialistas de corazón y de biografía. Algún día dejarán de estar callados.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios