Por la selva

Las derechas, aún tan alejadas de aquellos años, están en casi lo mismo, una CEDA sin Gil Robles

Por derecho: quienes han asumido como bueno, necesario, útil y conveniente el lema 'España suma' le han hecho una faena a la suma de España, que no es meter todos los votos de "las derechas" en una misma urna sino meter al mayor número de españoles en un proyecto común, democrático y libre de buena fe. Que no es lo mismo. Las derechas, aún tan alejadas de aquellos años, están en casi lo mismo, una CEDA sin Gil Robles. Le han llamado España suma, como es sabido. Pero claro, un Albert Rivera lúcido le ha dicho a los mentores del invento que la corrupción resta. Perfecto. Es que casi nadie dice lo que piensa, porque se esconden detrás de unas palabras desnatadas y sin gluten. ¿Podemos qué es? ¿Neocomunistas, anticapitalistas y antisistemas? No se lo he oído decir. ¿Y los de Izquierda Unida? ¿Son en su mayoría los cuadros y militantes del menguado Partido Comunista? ¿Quiénes no están en ese encuadre o no son de izquierda o no están unidos? ¿Las fuerzas progresistas nos quieren llevar a la España de Zapatero? ¿A dónde las regresistas, a Primo de Rivera? ¿Junts per Catalunya qué es, que quienes no militan en el invento no están por Cataluña? Reconozcamos que los del PNV no se tapan. Es un partido nacionalista y vasco. Fin de la cita. Y en Navarra igual. No les veo intención de engañar, tienen un programa máximo y es lo que hay. Construir la nación vasca de los siete territorios, Navarra incluido. ¿Lo veremos? Bueno, ya decía, no engañan. Los 'populares', tan impopulares por la corrupción, esto es, por la cantidad de corruptos que han llevado en sus filas, mantienen el decorado y cambian todo el personal que pueden. Esquerra Republicana de Catalunya son un poco como los del PNV, son de izquierdas, son republicanos y no se salen de las fronteras de aquella región, que quieren independizar con una construcción republicana. Sí, un poco confuso pero para lo que se despacha en esta selva de acrónimos y mentiras deliberadas, pues algo es algo. Hay todo un discurso confuso, un embrollo para la lógica elemental. Los andalucistas, por ejemplo, ahora una fuerza residual, se consideraban a sí mismos como los verdaderos andaluces porque no obedecían a ninguna formación "centralista". Era tocar la madre, por cierto, pero muchos lo creyeron. ¿Los socialistas? Han ido soltando lastre, por lo que se ve. Eran obreros y españoles pero la O se diluyó más o menos y como empezaron a pensar que España era cuatro o cinco, pues ahí andan. Son los ingredientes de esta sopa de selva en la que nos achicharran ahora.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios