El Tiempo Así se ve Sanlúcar a vista de dron tras la sorprendente granizada

El Alambique

E. M. / Cañas

Un rival en su feudo

LOS populares tienen un seguro en El Puerto pues, a efectos electorales, llevan años encadenando victoria tras victoria. La última vez que no ganaron fue en 2003, en unas municipales y frente a Hernán Díaz, al que nunca pudieron doblegar, por cierto. Pero, una vez inhabilitado, no ha habido convocatoria que se le haya resistido a pesar de que a la del pasado 22 de marzo acudieron con varios hándicaps -falta de carisma del candidato, la irrupción de Podemos y la relativa huida de seguidores a la emergente Ciudadanos-. Eso sí, en esta ocasión, la victoria se ha visto empañada por la pérdida de aproximadamente 5.660 votos, curiosamente unos 300 menos que los obtenidos por los 'naranjitos', por lo que el trasvase de votos, en este caso, tiene poco margen de discusión.

A ello se une que una cuarta parte de los votos obtenidos por Ciudadanos en El Puerto se han contabilizado en el núcleo duro del electorado popular: la Costa Oeste. En este feudo, donde el PP apabulla al resto con diferencias sonrojantes, los correligionarios de Albert Rivera fueron el pasado 22 de marzo la segunda fuerza política, un verdadero triunfo para una formación sin apenas arraigo. El mérito, en este caso, es de la marca y no del trabajo de la coordinadora local, cuyas raíces, que mutaron del amarillo y verde al naranja, están bastante alejadas del perfil del votante censado en este distrito.

Extrapolar unos resultados autonómicos o generales a unas locales suele ser peligroso y erróneo pero es una encuesta a tener en muy cuenta de cara al 24 de mayo. El PP ya sabe que su electorado no está contento y que, lejos de quedarse en su casa, apuesta por otro partido que busca también el centro esa mayoría silenciosa que suele dar las victorias.

Aún está por ver que esos mismos que votaron a Ciudadanos en unas autonómicas respalden a una candidatura liderada por Silvia Gómez dentro de 50 días pero qué pasará si la formación emergente acaba apostando por otro perfil de alcaldable. Entonces, el PP sí que podría tener un rival en su feudo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios