Alerta sanitaria Salud retira por listeriosis una morcilla elaborada y distribuida en la provincia de Cádiz

Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

El recibo de la luz

Hace dos años que José Blas no es concejal y no existe el bono social sin que nadie le haya pedido perdón

Hace algo menos de 30 años que el Ayuntamiento presidido por Carlos Díaz tomó la decisión de segregar los SMAES en dos empresas, una de agua y otra de electricidad, para posteriormente vender la mitad de Eléctrica de Cádiz a Unicaja y a Endesa. De esta manera la ciudad tiene una empresa de electricidad con mayoría municipal en el capital que ha tenido en el último ejercicio un beneficio de 12 millones de euros sin que hasta la fecha el Equipo de Gobierno haya dado muestras de cambiar el régimen de la propiedad. El alcalde llena las redes sociales contra el sistema eléctrico pero no hace nada para cambiar aquello que tiene en su mano. Hace unos años se hizo una campaña contra José Blas Fernández, a la sazón presidente de la Fundación Eléctrica de Cádiz, para que pusiera en marcha un bono social eléctrico que ayudase a las familias más humildes de la ciudad. Albita y sus Mariachis persiguieron a José Blas por San Juan de Dios, por Cánovas del Castillo y hasta en su casa al grito de "Pepe Blas firma ya". Hace dos años que José Blas no es concejal ni presidente de la Fundación y en Cádiz no existe el famoso bono social sin que nadie haya pedido perdón al exconcejal del PP por los escarches y por la campaña de difamación, debe ser que hay gente que no se equivoca nunca. En cambio, Alba del Campo, la Licenciada en Ciencias de la Información que va por la vida de experta en asuntos energéticos, sigue chupando del bote municipal y ha sido ascendida a consejera de Eléctrica sin que los ciudadanos de Cádiz hayan notado una mejora en sus vidas. La misma campaña que presentó Albita y el alcalde para promover la instalación de paneles solares ha sido un fracaso estrepitoso, lo que no impide a la asesora cobrar todos los meses. El pastelero que le tocaba la guitarra a Albita no ha dicho nada, los que cantaban para que Albita fuera eurodiputada siguen callados, algunos bien remunerados por el poder con dinero de todos los gaditanos. Los caminos de la revolución deben ser como los del Señor, inescrutables. Mientras tanto el recibo de la luz sube y sube, Podemos anuncia manifestaciones, la vicepresidenta del ramo le echa la culpa a Putin y a la Unión Europea, pero ni el Gobierno hace nada ni los partidos que lo sustentan mueven una pestaña, la culpa siempre para el empedrao. De aquellos SMAES nos han quedado las facturas del Campari y las gambas del que luego ha sido recompensado con un chiringuito en la Junta de Andalucía así como el nuevo abrevadero para los adictos al poder municipal. Les llaman élites extractivas de rentas, antes del PP, ahora anticapis acomodados en el sistema. La misma mangancia. Vivir del presupuesto sin dar un palo al agua, amenizados con dos chistes.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios