URGENTE Muere un trabajador en Navantia San Fernando mientras trabajaba en las corbetas

Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

El ramo de la guerra

El Gobierno autonómicosigue regateándole a Cádizel generoso apoyo quele ofrece a otras ciudades

Conviene recordar que en el primer periodo de mandato de Carlos Díaz como alcalde, fruto de un acuerdo PSOE, PCE y PSA, con Hipólito García como delegado de Urbanismo, se llevó a pleno una propuesta de acuerdo para derribar los pabellones militares del Parque Genovés al objeto de que el Ministerio de Defensa levantara allí unas torres similares a las existentes junto a La Caleta, lo que en Cádiz llaman Hollywood. Todos los grupos, salvo el socialista, votaron en contra, por lo que no se aprobó. Con el paso del tiempo esos mismos pabellones terminaron en manos de la Universidad para crear los magníficos centros de los que hoy disfrutamos. Es un reflejo del paulatino retroceso del denominado ramo de la guerra en la ciudad y la expansión progresiva de los centros universitarios. Cádiz ha pasado de ser plaza fuerte, sede de regimientos de infantería e instalaciones de la Armada, a no tener la menor significación para la defensa. Las instalaciones militares se retiraron de San Sebastián, Santa Catalina, el Parque, las bóvedas de San Felipe, San Carlos, San Roque y Santa Elena, el cuartel de San Fernando, los baluartes militares del cinturón amurallado y los cuarteles de la Avenida en último lugar. Apenas queda presencia en la ciudad más allá de los oficiales que vivan en las viviendas que el Estado les vendió por debajo de su precio o la Residencia Militar de Cortadura que subsiste como un adefesio adherida a la muralla. Siempre que ha podido, Defensa ha hecho negocio con la ciudad para vender sus propiedades, mediante el pago de alguna cantidad o con la recalificación de suelo para la especulación inmobiliaria. No es el caso de Valcárcel, que nunca fue militar sino hospicio, colegio e instituto. Pienso que el mejor destino de este edificio hubiera sido el hotel previsto, bloqueado por el PP durante años cuando mandaba en el Ayuntamiento para que el PSOE no se apuntase ningún tanto hasta que a Zaragoza Urbana, la hermética empresa del Hotel Playa, dejó de interesarle el proyecto. Ahora propone un armatoste junto al edificio de Valcárcel, espero que la Junta no lo permita. El Gobierno autonómico sigue regateándole a Cádiz el generoso apoyo que le ofrece a otras ciudades, motivo por el que a estas alturas no hay hotel pero no se sabe si habrá Facultad. El maleficio gaditano, el triste destino de todos y cada uno de los proyectos que precisan de la inversión de la Junta en Cádiz, al mando el PP o el PSOE, con Juanma y con Susana.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios