Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Cuando se quede sin frenos

En lugar de haber invertido en modernizar la red, se quiso quedar bien con los sevillanos, ciudad natal del entonces presidente

Ahora que se ha celebrado el 30 aniversario del AVE , me acuerdo de "el AVE llegará a Cádiz….. cuando se quede sin frenos" en la voz del Masa. Fue tanta la brasa que dieron los del PSOE y Carlos Díaz desde años antes del 92 , que era seguro que la alta velocidad iba a llegar a Cádiz que a la gente no le quedó más remedio que tomárselo a cachondeo. Han pasado los años y no solo el AVE no ha llegado a Cádiz sino que los gaditanos padecemos la RENFE con solo tres Alvia al día a 140 euros el billete, en trenes antiguos, incómodos y con retrasos. Un atraco perpetrado por una empresa pública que tiene la desvergüenza de celebrar con todo boato el aniversario de de la línea Madrid-Sevilla. Por si fuera poco se cita a Felipe González como un gran estadista porque creó una línea que era una isla dentro de la red ferroviaria española con un ancho diferente al resto. Todavía no se ha resuelto el tramo entre Algeciras y Bobadilla para dar servicio al puerto más importante de España. En lugar de haber invertido el dinero en modernizar la red, ofrecer buenos servicios de cercanías y establecer un sistema competitivo, se quiso quedar bien con los sevillanos, la ciudad natal del entonces presidente, casi como lo que hace ahora Juanma Moreno con el hospital de Málaga, aquel refrán "todo concejal se arregla su calle". Podríamos justificarlo si no fuera siempre a expensas de otras poblaciones, tan necesitadas como Sevilla o Málaga. En Cádiz no tenemos alta velocidad ni nuevo hospital en virtud de decisiones personales de un sevillano y un malagueño. No digo yo que no merezca reconocimiento Carlos Díaz, el primer alcalde de la democracia, pero conviene no olvidar las cosas que se hicieron y se dijeron en su época, que el tiempo parece borrarlo todo , como si la marea cuando baja solo nos dejase la parte buena de aquellos 16 años. Ni se liberó el peaje de la autopista ni llegó la alta velocidad ni se rehabilitó el Casco Antiguo ni se invirtió el Plan Andalucía 92 para resolver problemas, de hecho se va a tirar uno de los edificios construidos con aquel dinero. La Expo fue un disparate sin proporción, costó 800 mil millones de pesetas, solo siguen en pie el 30% de los pabellones. Desde luego Cádiz no tiene nada que celebrar. Que los sevillanos celebren lo que quieran, allá ellos. Desde luego si quieren liderar una comunidad no lo podrán hacer a base de arrebatar inversiones al resto, como cuando Zoido se empeñó en una Zona Franca para competir con la de Cádiz regalo de Montoro, o cuando hicieron la esclusa del Guadalquivir para que su puerto fluvial compitiese con el de Huelva y el de Cádiz. Que los cofrades se marchen a la Madrugá y los juerguistas a la Feria, pero sin empujar.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios