Tres puntales

Cervantes es como las corridas y el conjunto de las cosas españolas a las que hay que meter en cuarentena

Ya están señalados: los tres puntales del Gobierno de Pedro Sánchez. Defensa y CNI, Exteriores e Interior. Desde el primer momento Borrell ya se pronunció sobre la irrenunciable defensa de la "unidad territorial" de España. Grande-Marlaska habla por su pasado y Margarita Robles conoce muy bien lo que ocurre en Cataluña y es la responsable de un Ministerio que posee la fuerza legítima para defender las Constitución y la unidad de España. En un táctico como el actual presidente del Gobierno, nada es por casualidad, ni el número de las mujeres ministras ni las carteras entregadas. Porque el objetivo es estirar todo lo que se pueda el mandato y concurrir a unas nuevas elecciones con un perfil para subir y subir mucho la actual representación.

Esto ocurre ante el fenomenal enfado de Pablo Iglesias, que sólo tiene pensado dar "unos días" de gracia al Gobierno; el discurso monolítico de los separatismos, al que se han adherido los vascos dándose la mano por el territorio de las tres provincias para ejemplificar su unión por la autodeterminación y la libertad de Euskadi, como si no la tuvieran. Tardá, ese catalán tan híspido que es como un cura antiguo, de esos que reñían a los que iban a misa, además ya ha dicho que hasta que no se produzca la unión de lo que llama Països Catalans, o sea, los archipiélagos balear y pitiuso, y el Reino de Valencia, no se quedarán quietos. Eso sí, todo muy democrático y de buen rollito, como lo de la Universidad de Barcelona para que no se pudiera celebrar un acto de homenaje a Cervantes o el llenar las playas de cruces-minas-amarillas- antipersonas. Pues nada, ya lo sabemos, Cervantes es como las corridas de toros y el conjunto de las cosas españolas a las que hay que meter en una cuarentena infinita. El escritor bestia con fallo genético autor de El Quijote, que diría ese dechado de decencia democrática llamado Torra. El mismo problema de antes, el mismo problema. El borde prevalece, el maleducado vence, el malo gana en esta película que se llama "El desatino español". Que coge al Partido Popular, el partido más votado en el momento presente, con el terremoto interior de elegir al nuevo dirigente y a los nuevos cuadros de dirección. Y a Ciudadanos muy tocado por la investidura de Pedro Sánchez.

En el interior del gabinete ministerial se han marcado los vectores. Cultura vuelva a ser una anécdota más o menos rosa y graciosa. Y lo demás que espere. Desde el minuto uno se sabe qué es lo importante y qué tipo de batalla va a darse. Inevitablemente.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios