fútbol Arcos CF - Salerm Puente Genil (2-2) · Utrera - Conil (5-0)

Crónicas levantiscas

Juan Manuel Marqués Perales

No os presentéis

Juan Marín nunca apoyará a Susana Díaz como presidenta. Susana Díaz no se habla con Teresa Rodríguez, quien a su vez jamás de los jamases prestará sus votos a la socialista, aunque Juan Marín se malicia un pacto entre las dos. A su vez, Pablo Casado exige a los tres que vayan a un notario para que den fe pública de que no pactarán después de las elecciones del 2 de diciembre. Al PP siempre le han encantado los fedatarios públicos, Arenas entraba y salía de la notaría en cada elección. A uno le entran ganan de escribir: quillos, no presentarse. ¿Para qué? Los tiempos de las mayorías absolutas finalizaron, no hay Gobierno que no deba ser par. Y, eso, en el mejor de los casos. La actual legislatura española ha sido tan compleja porque no bastaba el par. Ni PP y Ciudadanos sumaban, ni PSOE junto a Podemos, ninguna combinación que no fuese la imposible, por ahora, de populares y socialistas. El próximo Gobierno de la Junta lo será de coalición, en San Telmo o en el Hospital de las Cinco Llagas, así que no hace falta que los candidatos se pongan tan dignos porque si no pactan entre ellos habrá que repetir las elecciones del 2 de diciembre, lo cual es una ignominia. Causa bochorno que, cuando faltan casi 50 días para que se llegue a las urnas, comencemos a hablar de un posible bloqueo. ¿Pero qué broma es ésta?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios