La Azotea

Joaquín Benítez

jbenitez@diariodecadiz.com

La píldora para morir

No hay otra manera de convencer a los mayores de 70 años de Holanda que están cansados de vivir de que la vida vale la pena que ponerles a su disposición una píldora para morir. Y, ojo, no olvidemos lo fácil que resulta ahora conseguir cualquier producto que se venda en cualquier parte del mundo. Confío en que en España tengamos otros recursos para devolverle a estos mayores, que no lo son tanto, las ganas de seguir entre nosotros. La píldora lleva el nombre de Huib Drion, un juez del Tribunal Supremo holandés que hace 40 años lanzó ya la idea de curar la infelicidad a golpe de suicidio. La "píldora Drion" saca de nuevo a la luz el tema de la eutanasia, cuya legislación siempre escuece. Morir no es nunca la solución. La vida siempre te tira un último cabo al que agarrarte en momentos de escasez de salud o cuando la vida parece que no sonríe. La infelicidad también se puede curar a golpe de afecto más que de efecto.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios