Archiconocido es ese dicho castellano en el que se nombra al río de Valladolid, un afluente menor del poderoso Duero, para referirse a un hecho o a una situación que nada o poco tiene que ver con lo que está pasando o con lo que se está hablando. Y me temo que en los próximos meses, cuando la ola coronavírica por fin se vaya calmando, asistiremos en muchos ámbitos, sobre todo en el laboral, a una cascada de decisiones en las que, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, se utilice el dichoso covid para justificar lo que, en algunos casos, ya estaba decidido desde antes que el bichito modificara nuestra cotidianidad. Y también muchas administraciones públicas recurrirán a lo sucedido para enarbolar la bandera del "no hay más remedio" y olvidarse de promesas anteriores. No nos engañemos: habrá excusas verdaderas, pero también habrá otras oportunistas y advenedizas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios