La Azotea

Joaquín Benítez

jbenitez@diariodecadiz.com

Un paseo de muerte

El Paseo Marítimo huele a muerto. Ha llegado julio y esta zona de la ciudad sigue presentando un aspecto decadente sin la más mínima intención de sorprender o de buscar un elemento que atraiga tanto a los gaditanos como a los foráneos que nos visitan estos días. Ya por allí no pasea ni el tato. Falta luz, faltan color y olor a verano, faltan ideas. El gran beneficiado de que nuestro paseo sea como el de las películas de Martínez Soria es el casco histórico de Cádiz, que atrae cada vez más a más familias que optan por su hostelería. Puede que la propia morfología del Paseo Marítimo sea su principal obstáculo y que la solución podría empezar por convertirse en peatonal, pero esa zona de Cádiz necesita una actuación urgente. Puede también que los vecinos del lugar hayan dado tanto por saco con que no quieren ruido, que han dejado el lugar si no sordo, muerto.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios