La azotea

Manolo / Fossati

Un país nuevo

LOS tiempos nos han alumbrado un país nuevo en el que los responsables de un partido piensan que los militantes importan menos que sus potenciales votantes a la hora de decidir su futuro como formación y su actuación ante la actualidad política. Pero también estos mismos tiempos contemplan con naturalidad que un secretario general elegido por mayoría de votos de sus correligionarios pueda ser descabalgado en una reunión por sus dirigentes, que también se consideran más cualificados que los antedichos militantes para proceder a tal decapitación política. Este país nuevo que teme a repetición de elecciones no parece albergar ningún miedo ante motines como el vivido por el PSOE el pasado sábado. Esta época permanece imposible ante el hecho de que el decapitado haga como si no pasara nada y permanezca en su puesto de diputado. Esta era no me gusta.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios