La operación del Estadio

Ustedes han depreciado (y despreciado) el producto hotelero. Le están haciendo un marketing negativo

Lo digo al principio: en este artículo voy a defender a Podemos, más concretamente a David Navarro, el concejal de Economía y Deudas Injustas. La oposición municipal de Cádiz se está equivocando. Con tal de que no se apruebe el presupuesto de 2017, con tal de que no ingresen los nueve millones de euros de la venta del hotel del Estadio (para cuadrar las cuentas del gran capitán Kichi), se van a cargar un proyecto que es muy importante para Cádiz. El Gran Hotel del Estadio no es como un albergue para acoger a sin techos, ni se debe confundir con la plaza de las Tortugas. Sería un hotel así como de cuatro estrellas, ¿lo entienden?, al que se le ha quitado todo el atractivo que podría tener.

Pónganse en el lugar del presidente o el consejero delegado (o incluso el botones) de una gran empresa hotelera española de fama mundial. Ustedes se enteran de que el Ayuntamiento de Cádiz, sí, está intentando vender un espacio para hotel en el Nuevo Estadio Carranza, el teatro de los sueños amarillos, por un importe que unos días se publica que son nueve millones de euros, otros días dicen que son ocho, y ahora se indica que el descubierto previsto era de 10 millones. Esto es, que hay uno o dos millones de euros volátiles. Aunque fueran ocho millones, poniéndonos en lo peor. Pues bien, el empresario tiene conocimiento de que ese espacio hotelero no fue capaz de venderlo el PP, cuando gobernaba Teófila y Pepe Blas era responsable de la Hacienda. Ni tampoco ahora, cuando gobierna lo que puede José María el de Podemos, y es responsable de la Hacienda el corista David, según lo nombran algunos. Si no lo vende nadie, si no han sido capaces hasta el presente de colocarlo en el mercado, a ese precio, ¿quién va a ser el carajote que lo pague? Con toda la pinta de que le han dado coba.

Es decir, que ustedes mismos han depreciado (y despreciado) el producto hotelero. Le están haciendo un marketing negativo. Eso ya no vale ni la mitad. Es el mensaje que están dando. Aquí la ley de la oferta y la demanda aparece muy descompensada. Para colmo, se ha publicado que sería un hotel demasiado grande, y que está en mal sitio; y por suerte nadie ha recordado que La Laguna se inundaba hasta hace poco. Vamos, que esto ya no se vende ni en las rebajas de hoteles, límite 48 horas, semana fantástica.

Después dirán que no cuadran los presupuestos municipales de Cádiz. Con inteligentes concejales como los que tenemos en nuestro Ayuntamiento es más difícil. Este gran hotel tiene aspecto de que será inaugurado un día después que el de Valcárcel.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios