Los okupas no se fían

La Casa de Cádiz en Barcelona es un patrimonio de todos los gaditanos. No es de Kichi ni de Juancho

Según lo que estoy observando, los okupas de la Casa de Cádiz en Barcelona no se fían, y dudan que nuestro alcalde González permanezca en el cargo después de las elecciones de mayo. Ignoro si los okupas de Barcelona manejan encuestas que no conocemos, o bien será que han contactado con okupas de Cádiz (de los que no tienen para convites, pero sí para Twitter), y les habrán contado que esta vez no piensan votar a José María, porque ha traicionado sus principios okupacionales, según dijo el líder de los okupas barceloneses. Por ello, han pedido al alcalde de Cádiz que les firme ya (y ya es ya) la cesión del edificio por cinco años. Veremos lo que dice el interventor, si es que interviene.

El líder de los okupas, como ya se ha explicado, es el rumano Lagarder Danciu, a cuyo lado el alcalde González es como un facha de Vox. Aparte de decir que el ex compañero Kichi es un traidor, ahora sale soñando: "Imagínate que el PP gana las elecciones municipales en Cádiz. En un año nos echan". El hombre tiene gracia, la verdad.

La imaginación al poder. Eso ya se decía en el mayo del 68 francés, pero no sabemos lo que se imaginarán en el mayo del 19 gaditano. Imagínate que Juancho Ortiz es el alcalde de Cádiz, y se hace una foto con los concejales del PP y puede que de Ciudadanos en la plaza de San Juan de Dios delante del Ayuntamiento, como la que se hicieron ayer los consejeros del PP y de Ciudadanos delante del Palacio de San Telmo en Sevilla. Me lo estoy imaginando, y también me imagino la carita de los okupas en Barcelona.

Pero, bueno, Danciu, habladlo con Juancho… No creo que os firme un documento de cesión por la cara. En fin, ese inmueble, en lo que se refiere a la parte municipal, es patrimonio de todos los gaditanos. No es de Kichi ni de Juancho, sino de la gente. Y si el Ayuntamiento lo vende contribuirá a sanear algo sus arcas, no tanto como el hotel del Estadio, pero menos da una piedra. El problema de fondo es ese: que el edificio no es vuestro, por muy okupado que esté.

No obstante, como el Ayuntamiento de Cádiz es solidario y muy preocupado por la ayuda social, podría buscar una solución: crear un albergue en la Casa de Cádiz en Barcelona. Así Cádiz estaría presente en la capital catalana, como el día del Carnaval en el Liceu. A cambio, Ada Colau, o Manuel Valls (si nos lo imaginamos como el próximo alcalde de Barcelona), podría pagar otro albergue para okupantes en Cádiz. En el hotel del Estadio, pongo por caso.

Por imaginar que no quede. Pero después viene la realidad y ya veremos lo que pasa.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios