Tribuna Libre

asociación Puerto Vivo

El nuevo símbolo turístico de el puerto, un esperpento más

LO ocurrido en torno al nuevo logotipo de El Puerto, presentado "a bombo y platillo" como la nueva imagen turística local, como escribió Diario de Cádiz en excelente crónica de su periodista, es un esperpento más de los que nos tiene ya acostumbrados nuestro Ayuntamiento.

Anunciado como la nueva imagen turística de la ciudad y supuestamente fruto de horas de arduo trabajo de los técnicos municipales y de El Puerto Global, empresa dependiente del Ayuntamiento, resultó ser obra de un diseñador ucraniano del que no se tiene noticia que haya oído hablar alguna vez de la Ribera del Marisco o pisado las playas de la bahía o las viñas del campo jerezano.

Pero si grotesca fue la elección de ese logotipo, un chafarrinón de colorines de una polivalencia tal que lo mismo vale para anunciar El Puerto que un nuevo dentífrico o un jarabe para la tos, peor fueron los intentos del concejal responsable de justificarla mediante un asombroso comunicado de prensa.

¿Por quién toman a los habitantes de El Puerto para utilizar semejante jerga pseudo-artística? ¿Qué es, si no pedante verborrea hablar, como se hace en el comunicado, de "un arco cromático y gestual con clara fuerza de movimiento, intencionado al concepto de actividad, movimiento y gama de posibilidades, tan diversas como colores existen"?

Y, dado que está tan de moda últimamente la educación bilingüe, al cambio de marca se le llama en ese sonrojante escrito "brand switching", que queda como mucho más moderno.

Dice el señor concejal responsable del desaguisado que el artista, natural nada menos que de Kiev, accedió a ceder "legalmente" la imagen, por cuya exclusividad, que sólo vale a partir de ahora pues ya otros la utilizaron antes, el Ayuntamiento pagó 1.500 euros más el correspondiente IVA.

La aportación de los técnicos de Publicaciones y El Puerto Global, lo que justifica las horas de trabajo de que hablaba el Ayuntamiento, parece no haber consistido más que en el "desenfadado" trazo caligráfico 'El Puerto', que complementa el logotipo.

Y se nos ocurren varias preguntas: ¿No debería la elección de un nuevo símbolo turístico de El Puerto ser objeto de un concurso público al que tuviesen acceso diseñadores o artistas tanto locales como de otras partes de España, sobre todo en momentos en que tantos de ellos se encuentran sin trabajo?

El comunicado afirma además que "el logotipo nace del consenso" del sector turístico de la ciudad, algo que ahora al menos niegan algunos representantes de ese sector a los que hemos consultado, según los cuales no se les ofreció ninguna alternativa.

Y además, ¿no hay en El Puerto diseñadores, artistas, galeristas, académicos de Santa Cecilia y profesionales de la cultura capaces de emitir un juicio estético en el caso de que se hubiese convocado, como parece que debió hacerse, un concurso público? ¿No sería lo más lógico y a la vez lo más democrático?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios