tribuna libre

Carlos De / Avilés / Gerente De La Estancia Golf

Por una negociación con las aerolíneas

¿QUÉ es una subvención? Del verbo subvenir, que, según la definición de la Real Academia de la Lengua Española, significa "venir en auxilio de alguien o acudir a las necesidades de algo". Cuando una administración pública, como la regional catalana, por poner un ejemplo, establece acuerdos comerciales con una compañía aérea como Ryanair, por el cual la Administración se obliga a pagar un dinero a cambio de que la compañía aérea le traiga unos clientes, ¿podemos hablar de que se concede una subvención? Que una administración dinamice su destino, ¿puede considerarse subvención?

En un artículo aparecido en prensa nacional el pasado 29 de junio se plantea que la Generalitat de Catalunya le paga 15 millones a la irlandesa Ryanair a cambio de que esta compañía aérea le garantice la llegada de tres millones de pasajeros anuales a su territorio.

Si hiciéramos un cálculo muy poco optimista y estableciéramos que cada uno de los tres millones turistas se gastara 350 euros en nuestro país, obtendremos una cifra de gasto de 1.050 millones de euros. Si a esta cantidad le asignamos un IVA de un 7%, tendremos una plus de 73,50 millones de euros. Si además entendemos que estos ingresos ayudan crear empleo para gente que después debe liquidar sus impuestos y que contribuye a generar un beneficio para empresas que pagarán impuestos de sociedades, además de una gran cantidad de tasas municipales, de lo que estamos hablando no es de una subvención, sino de un gran negocio.

Curiosamente en el artículo citado se mencionan cuatro "acuerdos" diferentes: Ryanair/aeropuerto de Reus, Ryanair/Girona, Ryanair /Lérida, y Spanair. De las cifras que se publican se desprende que, en estas cuatro operaciones, la Generalitat de Catalunya invierte 46,5 millones de euros.

Los problemas de "celos", de por qué le dan a Spanair 20 millones de euros, se los dejamos para ellos, aunque haciendo un pequeño comentario. Spanair, es una compañía que fue adquirida por una empresa de capital riesgo, promovida por la Generalitat de Catalunya y que, como la mayoría de las empresas de capital público, no son ningún ejemplo de gestión. No me extrañaría que la subvención (en este caso me parece que el vocablo si está bien empleado) respondiera a criterios distintos a los puramente empresariales.

Al margen del apunte, ¿quién se negaría a pagar menos de un 1,5% de sus ingresos por un negocio de esta magnitud? El mismo ejemplo lo podríamos poner de unos cuantos destinos españoles que funcionan y que han entendido las nuevas reglas de juego de las aerolíneas. Y el razonamiento invita a plantearse cómo puede un Patronato de Turismo como el de Cádiz decir públicamente que este tipo de acuerdos son ilegales.

¿Cómo pueden actuar las administraciones con esta tremenda pasividad en la provincia? ¿Existen oscuros intereses para que el aeropuerto de Jerez desaparezca? ¿Cómo si no se puede entender que en unos pocos años haya perdido 700.000 pasajeros y nuestras administraciones no hagan nada? Parece mentira pero un destino como el de la Bahía, considerado por clientes, agencias y demás intermediarios un destino de primera calidad, es gravemente perjudicado por las administraciones sin que nadie se queje.

Los hoteles de este destino no tienen ninguna necesidad de abrir todo el año para ser rentables. De hecho, esta última temporada de invierno alguno de estos establecimientos han alcanzado tasas de ocupación inferiores al 4% y ha habido avisos de que varias empresas no abrirán el próximo invierno.

Chiclana afronta unos datos de paro insostenibles (32%). La Bahía debe estar en esa línea. Si los hoteles no abren en invierno llegaremos al 45% de paro, porque el turismo es el motor de nuestra economía. ¿Es mejor pagar 15 millones de euros en un acuerdo comercial lícito y beneficioso para todos o "invertir" millones y millones en pagar dos años de paro? Es el momento de la acción y debemos empezar a organizarnos de forma seria para salir de esta situación.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios