NOOOO! Loaiza no puede cometer ese error. Loaiza no puede intentar darle uso al Parque de la Historia y del Mar, el edificio abandonado, el edificio de la nada de la Isla, porque nos encontramos ante un monumento a una época, un centro de interpretación de los años en que se nos fue la cabeza y los bolsillos se llenaban de humo. Lo que tiene que hacer Loaiza es dejar que la herrumbre siga creciendo como un godzilla en cada uno de sus aceros pagados a precio de oro y solicitar de inmediato la denominación de bien de interés cultural para ese estruendoso ejemplo de los aires de grandeza. El que ha sido considerado uno de los diez edificios más inútiles de España merece permanecer en pie como una pirámide egipcia, una construcción funeraria, y que los chavales lo visiten y los profesores expliquen a los niños que se levantó para venerar al dios Vanidad, un dios invencible a lo largo de los tiempos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios