Crónicas levantiscas

Juan Manuel Marqués Perales

Entre 'mahous'

LA prensa escrita, en papel, pantalla o papiro, lleva aparejada el respeto a la lengua como vehículo del pensamiento, cierta solemnidad de la que carece la imagen concebida como puro entretenimiento. Al PSOE no se lo ha tragado la crisis política, sino el show. El circo mediático vomitó ayer sobre esta calle de Ferraz, donde hace muchísimos años falleció un hombre llamado Pablo Iglesias y otros, en su nombre, insultaban como fascista a una víctima de ETA. Eduardo Madina aguantó no sé cuántos abucheos a causa de una supuesta democracia de la militancia que estos ineptos han confundido con el juicio del populacho. Los que estaban allí, y no eran todos, son responsables; pero, del mismo modo que todo el PSOE es partícipe, aunque no ejecutor, de ese espectáculo, los pedristas debían haber salido a calmar a unos hombres y mujeres de buena fe que se mezclaron con espontáneos tertulianos. El esperpento me sobrevino cuando en una mesa de bar, habilitada como pupitre de trabajo entre cables, cámaras y mahous, unos elegantes quisieron abrir un debate sobre la crisis de la socialdemocracia en Europa, como si lo que estuviéramos viendo allí tuviese que ver con el final de una ideología y no con el nacimiento de un tiempo que requiere mucho mucho mucho espectáculo. Más madera. ¡Viva el pollo!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios