Esto ya llevaba días que parecía más un circo que una desescalada. Ahora resulta que un mago está haciendo resucitar a una buena parte de los fallecidos en España por el coronavirus. Los 28.752 se han convertido en 26.834. Eso quiere decir que 1.918 personas, en teoría con nombre y apellidos que antes formaban parte de una lista de muertos por Covid-19 ya no están muertos. Es delicado hablar de esto cuando miles de españoles han perdido a muchos seres queridos y cuando muchos esperamos la recuperación de personas que, a un hilo de la muerte, parece que quieren vacilarle a la puta enfermedad. Y llegan los políticos con las rebajas. Buenas noticias para los españoles. No son tantos los muertos, son menos. Donde dije digo, digo Diego. No es un juego, y si el juego tiene como fundamento una limpieza de cutis de cara a los veraneantes, es un error. O peor, un horror.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios