Con la venia

fERNANDO / SANTIAGO

La locura socialista

DEJÓ escrito Javier Pradera "el poder es a la política lo que la gravedad a la Tierra: impide de los cuerpos floten". La conservación o la consecución del poder es lo que hace que los partidos no hagan ni digan más tonterías de las estrictamente imprescindibles. Sus dirigentes pueden pensar cualquier majadería (el cielo se toma por asalto) pero a la hora de la verdad todos se comportan con moderación, los nuevos y los viejos. El Partido Socialista ha debido perder esa perspectiva y están a garrotazo limpio sin el más mínimo temor a las consecuencias. Susana Díaz ha pensado "muera yo y los filisteos". Ha mandado por delante a sus leales (patética la escena de "la autoridad soy yo") para luego ofrecerse a coser las heridas que ella creó, aunque más parece que quiera coserlas a balazos. Es probable que los 300 que aplaudían desaforados a la Reina del Sur el jueves pasado en el fondo de su alma piensen que es una insensatez que 17 personas quieran sustituir la voluntad de 200 mil , que es absurda una discusión que consiste en si se hace el congreso en noviembre o en enero, si es eso de lo que se trata. Igual se trata de garantizar cargos y salarios a la claque de la Khalessi aunque la razón camine por otro lado. En la mayoría de los casos no hablamos del interés general sino de garantizar la propia supervivencia personal. Si el asunto fuera dejar gobernar a Rajoy o no ya estamos en mayores faenas. Ya no es si el PSOE es un partido de sus militantes o sus votantes, en este caso se trataría de que Felipe González, el clan de Chamartín y sus afectos en Triana y aledaños quieren secuestrar el partido para garantizar sus intereses particulares al grito de Viva España desde los muros de esta ciudad.

De cambios de llaves, asaltos a sedes , secuestros de censos y plantones en las calles saben mucho los socialistas gaditanos, sobre todo los más veteranos. Ya dijo Griñán que esto es Cádiz Herzegovina. Las guerras socialistas en la ciudad y en la provincia han sido tan cruentas como las del Comité Federal. Recuerdo cuando en Cádiz había cuatro agrupaciones y en la de La Laguna mandaba el cuñado de un dirigente socialista ya fallecido: dio plantón a la militancia por la vía de no abrir la sede y los dejó en la calle con un palmo de narices ante el temor de perder una votación, así que los socialistas gaditanos saben de esto. De todas formas cuando alguien quiere suicidarse no hay manera de evitarlo y parece que el PSOE se encamina al precipicio con determinación. Viva el PACMA.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios