Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Nos jugamos mucho

De Susana a Juanma lo único que ha cambiado es que los que ocupaban los chiringuitos son otros

De tanto impugnar el sistema se ha revuelto contra el burófax, el correo electrónico, el acta notarial y el resto de burocracia propia de la sociedad. Les ha pasado a Vox y a Podemos, uno porque se han inventado un empadronamiento en contra del sentido común , otros porque no fueron capaces de entregar a tiempo la documentación para la coalición Por Andalucía. Es lo que tiene ser antisistema, que odias tanto los procedimientos democráticos que al final se te vuelve en contra el boomerang burocrático. Un ridículo espantoso de los dos partidos más dicharacheros, los que tienen opinión de todo y siempre contra alguien, bien sea contra las feminazis, contra los Borbones, contra los menas o contra el heteropatriarcado. En cada extremo del arco político hay alguien con la estaca preparada para liarse a garrotazos contra algo o contra alguien. Sus huestes esperan declaraciones altisonantes que enardezcan a los bravos guerreros del tuiter y el facebook, que retuitean y comparten lo que haya que difundir, contra la monarquía o a favor de ella, según los casos. Hay que reconocer que por lo menos dan espectáculo, como cantaban Tres Notas Musicales "yo no sé si servirán para el fútbol europeo, pero al menos aquí están sirviendo pal cachondeo". Si no fuera por ellos, la campaña de las elecciones andaluzas sería un aburrimiento, nos daría lástima ver los patéticos esfuerzos del Relojero de Sanlúcar por aferrarse al carguete y no tener que volver a su pueblo a vendernos un Casio, un Citizen o un Rolex, según los bolsillos. Lo dura que debe ser la vida del relojero en la tienda, lo bien que se vive con coche oficial, secretaria, gastos pagados y los colegas colocados.

El mejor momento de esta y de todas las campañas es cuando los candidatos nos cuentan lo mucho que arriesgamos. El 19 de junio es importantísimo, nos jugamos el futuro, Andalucía está al borde del precipicio , si no quieren caer a él , vótennos. Yo, sin ir más lejos, creo que da todo un poco igual, desgraciadamente. De Susana a Juanma lo único que ha cambiado es que los que ocupaban los chiringuitos son otros. Esos chiringuitos administrativos que se iban a cargar, antes los ocupaban los militantes socialistas adictos al Susanato, ahora los ocupan en justa proporción conmilitones de Ciudadanos o del PP. Si antes nos atosigaba Canal Sur con las proezas socialistas, ahora la RTVA es una máquina de propaganda del PP bajo las órdenes de Saurina. Antonio Sanz sigue y seguirá chupando del bote y colocando a sus colegas, sea la Cajera o sea Ramoní, que siempre hay una agencia de no sé qué o un instituto de sé cuánto donde poner a un amigo. Así que los que se juegan algo son ellos, nosotros a mirar y pagar.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios