EL PALILLERO

José Joaquín León

Los inventos gaditanos

COMO Cádiz es tan ingeniosa, a veces escribo artículos a petición del lector. Esto es como el Servicio de Atención al Cliente. Uno de ellos, muy conocido, me pide que escriba sobre los inventos gaditanos, entre los que menciona "las Tandas de Penaltis, la Lotería Nacional, la Constitución, el Liberalismo, el Pelotazo o el Unto sin Sal". A los que se podría añadir el Aerolito Viñero y más. Pero hay que poner un énfasis especial en las Tandas de Penaltis. Según consta en las efemérides del Diario, fueron inventadas el 3 de septiembre de 1962, en la final del Trofeo entre el Barcelona y el Zaragoza. Para que no se sorteara la copa, a Rafael Ballester se le ocurrió que cada equipo lanzara cinco penaltis. ¿Cómo es posible que no se haya conmemorado el Cincuentenario de las Tandas de Penaltis? Esto también se podía celebrar en 2012 y se nos ha ido vivo.

Si el Ayuntamiento de Cádiz sí, que a la sazón organizaba el Trofeo Carranza, hubiera patentado las tandas de penaltis, estaría forrado a perpetuidad. Por ese sistema tan gaditano se han ganado Copas de Europa, Mundiales, ascensos, de todo.

Por culpa de tres mantas, que fallaron los tres últimos penaltis, está el Cádiz en Segunda B, y los mantas susodichos jugando ellos en Segunda A. Nuestro Cádiz devora a su equipo, aunque según los años. Pues las tandas de penaltis fueron dichosamente gaditanas cuando lo de Szendrei, aquella noche que dejaron con la cara así a los del Málaga, antes del jeque. El Cádiz en Primera y el Málaga en Segunda, gracias a las tandas de penaltis.

Ahora dicen que a Blatter el de la FIFA no le gustan y quiere eliminar este sistema. Cádiz no lo debe consentir. Una cosa es que no celebren el Cincuentenario de las Tandas de Penaltis y otra que se carguen el invento. Cádiz tiene derecho a exigir que las Tandas de Penaltis sean Patrimonio de la Humanidad y Premio Príncipe de Asturias del Deporte. Pues por este sistema España ha ganado títulos. ¿Qué hubiera sido de La Roja sin las tandas de Casillas y Cesc?

Cádiz es muy dejada con sus cosas. Aquí se inventa, se pone gratis la la idea, y los demás se aprovechan. Repasemos algunos casos. La Lotería Nacional, inventada aquí, no toca jamás. La Constitución, inventada aquí, está escondida en un archivo del Congreso en Madrid. El Liberalismo, inventado aquí, ni se sabe dónde está, ni se le espera. El Pelotazo me suena a El Yuyu, pero lo han dado otros, que son quienes se han forrado por ahí, mientras Cádiz sigue a dos velas de María Mocos. Y ahora, a cargarse las Tandas de Penaltis.

En Cádiz se debería crear un Centro de Inventos, pongamos que en Valcárcel o en uno de esos locales que no le sirven a la Junta. Seguro que se arreglaba la crisis.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios