Los indecisos...

Siempre he sabido lo que debía votar y, créeme, he votado a varios partidos, según cuando haya sido

No lo podía imaginar, ayer lo supe, los indecisos son (?) más de seis millones. Precisamente ayer, en donde, con toda naturalidad, el empleado de una cafetería dijo que "por eso votaba a VOX". Nadie le había preguntado nada sobre su intención de voto, se hablaba de un inquilino que debía a uno de esa reunión, de nuevo, varias mensualidades, cuando había tenido que ir con abogado y procurador a los tribunales para cobrar el impago primero, con ese gasto añadido. Y lo que es peor, dijo otro, que se te cuelen en tu casa, como le hicieron a una señora que se fue tres días a ver a su hija, que vivía fuera. Cuando volvió, se encontró en lo redondo la calle porque se habían colado en su casa, habían cambiado la cerradura. Y le costó lo suyo que los ocupantes se fueran dejándole la casa de aquella manera. Entonces se arrancó el espontáneo: "Por eso yo voto a VOX, porque cuando gobiernen se va a acabar este cachondeo". ¿Esto lo saben Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias, que VOX va a poner fin al cachondeo, creen sus votantes? El mecanismo de disparo de algunos españoles a la hora de votar debe ser éste. ¿Son los indecisos así? Yo creía que era un mito esto, la indecisión. Quizá porque uno tiende a ser automedida de las cosas, no recuerdo haber estado indeciso nunca, siempre he sabido lo que debía votar y, créeme, he votado a varios partidos, según cuando haya sido, por supuesto. Pues estaba equivocado, hay más de seis millones de indecisos. Esto es algo parecido al voto por Correos. Dicen que ha bajado mucho en estas elecciones pero mi cartera no para de traer el sobre a los vecinos para votar por Correos, y me informa de que los últimos días son más y más… Cuando no hay datos fidedignos está claro que se inventan, o se aventuran. La indecisión y la abstención son los dos grandes basamentos de la opinión. Y en esta ocasión lo que algunos dicen que puede pasar en Cataluña, que piquetes violentos traten de reventar las urnas, que no hay cosa que más guste a un fascista que eso, reventar las urnas. No ya que los resultados nos lleven a un nuevo bloqueo, con lo que aparece en el horizonte, es todo esto, la indecisión, la abstención y la violencia contra la Democracia de quienes se invisten de pacíficos y de demócratas, esa especie de pirómanos de teatro que primero prenden fuego a la cortina de terciopelo rojo y luego gritan ¡Fuego!¡Fuego!¡Fuego!

¿Verdaderamente nos odiamos tanto los españoles a nosotros mismos?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios