El impuesto de las hipotecas

Pedro Sánchez se ha apuntado un tanto considerable y el Tribunal Supremo puede resultar dañado en su prestigio

Por una vez no voy a seguir la regla autoimpuesta de no escribir los sábados, en mi colaboración que publica exclusivamente en Diario de Cádiz, de temas políticos, en las que al no existir opiniones unánimes, pueden crispar al lector, pero el tema de las hipotecas, y quien paga el impuesto correspondiente, tiene tanta actualidad e importancia que creo merece la excepción, con la consideración añadida que quizás el próximo jueves, en el que vuelvo a escribir, el tema haya perdido esa actualidad, aunque me temo, para desgracia de todos, que no importancia.

Con una prontitud y celeridad que un periodista que le es proclive describe como "reflejos de gacela", el presidente Sánchez ha pretendido resolver el disparate jurídico-político que se había producido cuando el T.S. ha enmendado lo resuelto por tres sentencias, firmes, dictadas por el propio TS, anunciando que desde ahora, el impuesto que grava las hipotecas, que según el texto legal lo tiene que pagar el prestatario, que es el cliente, lo pagará el prestamista, habitualmente un Banco o Caja Y lo de "los reflejo" va, porque este viernes, o sea ayer, el BOE publica un Decreto Ley por el que se modifica el art.29 del texto legal del Impuesto, que precisa que las escrituras de préstamo con garantía hipotecaria se considerará sujeto pasivo al prestamista. Como las prisas son malas consejeras, se les ha olvidado -según mi opinión- modificar también los otros artículos de la ley, como son el 8; 15 y 68.2, que insisten que el obligado al pago en estas escrituras es el prestatario. Otros advierten de algo más grave, como es que el D. L. que se publica en el BOE este 9 de noviembre puede ser anticonstitucional, porque por la materia a la que se refiere, necesita de la ley. Alguna razón deben tener en este reparo, porque el Gobierno de Pedro Sanchez dice que gestiona la convalidación del Decreto con el PP. Además que lo que se pague por este impuesto, por bancos y entidades de crédito, no será deducible como gasto fiscal lo que también advierten que pudiera ser anticonstitucional.

El saldo de momento es el siguiente: Pedro Sánchez emulando a personajes de leyenda como Dick Turpin, Robin Hood o Curro Jiménez, se ha apuntado un tanto considerable. Con su "nunca más los españoles pagarán este impuesto", parece que no solo quiere agotar esta legislatura, sino todas las que vengan después. Por el contrario, nuestro TS, cuya única excusa ha sido acusar a la Ley Hipotecaria de falta de claridad, (¿?) puede resultar dañado en su prestigio y esto es una cosa preocupante que ha de corregirse. Nuestra justicia es competente e independiente, y Gobierno y ciudadanos debemos proclamarlo

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios