Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

El honrado conductor

Hace 38 años cantaba la comparsa 'Los simios' un recordado pasodoble sobre los taxistas: "no robes a un taxista ,que está ganándose el pan, desde las claras del día hasta el mismo filo de la madrugá. No es justo que los taxistas vivan con tanto temor. Se debe respetar, esa bella profesión, que además de servicial, muchos problemas quitó".

Recordaba la copla justo cuando el gremio del taxis bloqueaba durante una semana las principales ciudades españolas(en Cádiz una pequeña marcha lenta durante un ratito, para no perder dinero) al objeto de exigir que el gobierno les reduzca o les quite la competencia que suponen los vehículos de transporte con conductor (VTC). El taxi, como las farmacias o las administraciones de lotería, son negocios estancos sometidos a licencia. Solo hay que pagar una pequeña tasa para obtener una y ya conseguida se puede revender a precios desorbitados porque garantiza un negocio permanente al estar limitado su número. Eso que se ha cubierto bajo el manto del servicio público o de que unas malvadas multinacionales que no pagan impuestos vienen a quitarles el trabajo "al honrado conductor" no es cierto. Hubiera bastado con decir que se liberalizase por completo el sector o que se ampliase el número de licencias de taxi pero en ese caso no valdrían los 150 mil euros que se paga por una en Madrid o las 70 mil que puede costar una licencia en Cádiz. En esta ciudad hay unas 200 licencias, si se ampliase su número no valdrían casi nada. Es cierto que Uber es una multinacional pero Cabify es una empresa española que se esmera por tener los coches limpios, con aire acondicionado funcionando, con conductores que preguntan si quieres oír la radio y qué emisora prefieres, que van correctamente vestidos y algunos incluso saben idiomas. Decía Eduardo Noriega en 'Perfectos desconocidos' que al taxi le quedan dos años. No creo que sea así, pero lo que es probable que el sector no pueda soportar el modelo existente durante muchos años. Hay que pensar que España es el país con menos VTC en proporción al número de taxis de toda Europa. No creo que seamos más listos que los demás, lo que ocurre es que hemos tenido gobiernos más débiles que no se han atrevido. Es de traca es ver a Echenique, a Mayoral y a los dirigentes de Podemos soltar arengas a los taxistas y salir orgullosos de los aplausos recibidos, como si alguno de los que les jalean les vayan a votar o como si los votantes de Podemos hayan usado taxis alguna vez en su vida. Esos sí son de Los Majaras.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios