DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

De dos en dos

Javier Anso

Somos, hablando

Me gustó mucho la entrevista que José Joaquín León Morgado hizo al Cardenal de Sevilla, Carlos Amigo (Diario de Cádiz, 16-8-2009). A la pregunta: "¿Se subiría al autobús de los ateos, o esperaría al siguiente?", el obispo responde: "Me subiría al autobús de los ateos y les hablaría de Dios…Lo que importan no son los autobuses, sino las personas que están dentro". ¡Magnífica respuesta! ¡Medalla de plata! Un seguidor de Jesús -que nos ha dicho que el Padre hace salir el sol y caer la lluvia sobre justos e injustos; y sobre todos los autobuses, sin mirar la publicidad que lleven-, no podía responder de otro modo.

¿Por qué no de oro? Porque, si bien me ha gustado la respuesta -mucho más que si hubiera dicho: "allá ellos" o "ya se sabe lo que quieren ésos", etc.- hubiera preferido que dijera: "Subiría al autobús, y les diría que me ponía a su disposición para escucharles si querían explicarme por qué pensaban que era mejor para el hombre que Dios no existiera. Luego, tras la escucha, y si quisieran, les diría que no hay más que un Dios, y no es enemigo de nadie: les hablaría del Padre de Jesús. Si prefirieran que no hablara, y me admitieran a su lado, seguiríamos juntos, en silencio. Y yo pensaría en las palabras de Francisco de Asís: 'hay que predicar siempre; y si hiciera falta, también con palabras'".

Agosto se acaba. Llega septiembre, con sus posibilidades y desafíos. Se inicia un nuevo curso escolar, y un nuevo curso político. Creo que nos vendría muy bien que en vez de contemplar la realidad cada uno desde su propio autobús -donde se está tan a gusto, cada cual con los suyos, y teniendo todas las respuestas a todas las preguntas-, bajemos de nuestro autobús, subamos al del "otro", y digamos: "¿Se puede? Aquí me tienes: ¿Qué tal si tratamos de ver entre los dos cómo salir adelante? ¿Quieres decirme algo? Te escucho".

Me han dicho que además de los que se ven desde nuestro autobús, existen también otros paisajes maravillosos. ¡Si nos atreviésemos…!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios