El Pinsapar

Enrique Montiel /

El guapo Menacho

LE oí decir hace años a Pilar Sánchez que Paco Menacho era muy guapo, "lástima que esté con Franquito". Poco después Chaves/Perales/Pizarro (la Brunete de cuando entonces) lo cesó de Delegado del Gobierno, sustituyéndolo por José Antonio Gómez Periñán, un hombre vinculado a los alcalaínos con fidelidad de hierro a don Manuel (así llamaba entonces al Presidente de la Junta), a Luis y a Alfonso. El guapo Menacho volvió a Olvera, a su instituto de toda la vida, y allí estuvo un curso, o dos, enseñando lengua y literatura española, hasta que González Cabaña maniobró para que entrara en la lista municipal de Olvera, en donde fue alcalde, para traerlo a la Diputación.

Cosas veredes. Lo digo porque quien se lo trajo a la plaza de España había maniobrado, al parecer, o se había prestado a la maniobra, de quitarle el sillón de la presidencia de la institución provincial a Rafael Román, el "Franquito" de Pilar Sánchez, ya en ascenso imparable su caminar de victoria en victoria hasta el escenario actual y lo que se avecina. Digo que ahora, el defenestrado ha sido designado Consejero de Gobernación, nada menos, en la Consejería de Pizarro, cuya Viceconsejería ocupaba, precisamente, el que lo sustituyó en la Delegación de Gobernación, Gómez Periñán. Como la tortilla, resumiría un castizo, sólo que en la misma familia, en la misma sartén.

¿Y todo por qué? Es la pregunta que nadie ha respondido y que pocos han lanzado al aire. ¿Por qué todo? El crono es que Pizarro se entera de que el presidente Griñán ha decidido que cesen a Almagro (¿por qué?) y Pizarro lo asume como una cuestión personal (si él sale yo me voy también) que se resuelve con las palabras que ahora se emplean para estos asuntos: Pues tú mismo. Y ahí está el lío y la foto de ayer, magnífica, de nuestro Diario, con Arsenio Cordero sentado en la mesa del salón de plenos del ayuntamiento alcalaíno, junto al hijo de Pizarro y a Almagro, que más parece la foto de una desolación y un duelo que otra cosa.

Cae el clan de Alcalá, resumen los maliciosos. Y se mantiene la Janda, digo yo, en este pre-reparto del nuevo poder socialista en la provincia. Cuando haya un congreso se dirimirán los asuntos mayores y menores. Porque el Campo de Gibraltar tiene que decir, Jerez cuenta y la bahía tendrá vela en el entierro, o cirio en la procesión. Las suturas, para después. Como los grandes equilibrios, que serán de aúpa. Mientras sigue la crisis y aumenta el paro. Una historia.

Mas han conseguido páginas y páginas en todos los periódicos. No de los ERE de MercaSevilla, no del CIS, que tiene datos escalofriantes para sus intereses, de esta lucha por el poder, de este dedazo al contrario.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios