V UESTRO es el futuro, y no sólo os pertenece, os lo merecéis. Vuestro es el futuro jóvenes que hoy os desgañitáis ("¡re-sis-ten-cia, re-sis-ten-cia!"), que no teméis en señalar con vuestras uñas pintadas de violeta al acosador y al baboso, que no os medís por el largo de vuestra falda ni por el bajo de vuestro escote, que no os amedrentáis ante el abuso, que no os obligáis a fingir una sonrisa educada ante la mala educación, que os pasáis por todos los arcos de vuestros cuerpos, vuestros cuerpos, los dardos envenenados bien con orgullos heridos o con retrógrada mala baba paternalista. Vuestro es el futuro jóvenes fuertes, inteligentes, hermosamente rebeldes, jóvenes libres. Mujeres ya en toda su dimensión, complejidad y autoconciencia. Vuestro es el futuro. Os pertenece. Como la calle, como el atril, como la copa, como el volante, como la pluma, como el libro, como el centro de la pista. Cogedlos, jóvenes feministas, todo es vuestro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios