LÍNEA DE FONDO

Melchor / Mateo / Mmateo@diariodecadiz.com

El fútbol de la excelencia

El Barcelona actual ha entrado en el selecto grupo de leyendas como el Ajax de los 70 o el Milán de Sacchi

EDUARDO Galeano, el escritor uruguayo que ha hecho del fútbol un arte a través de las letras, decía que cuando llega el ofrecimiento de un fútbol bello, no se puede desechar y da igual el equipo o la nación que nos lo enseñe. Uno de los periódicos ingleses, después de la exhibición que el Brasil de México 70 realizó en la final contra Italia, con los Pelé, Rivelino, Jairzinho, Tostao y Carlos Alberto entre otros, hizo un titular demoledor: "Debería estar prohibido un fútbol tan bello".

El Barcelona actual se puede considerar ya un equipo legendario a la altura del Real Madrid de las cinco copas de Europa, el Ajax de Cruyff de principios de los 70, o su sucesor el Bayern de Beckenbauer y el Milán de Arrigo Sacchi. A nivel de selecciones el Brasil de México 70 con Pelé a la cabeza y la Hungría sin corona de los 50.

A la leyenda se accede de varias maneras y no sólo a través del triunfo. El Real Madrid que ganó tres Copas de Europa entre 1998 y 2002 no se ha convertido en mítico porque del de la final contra la Juventus al que la jugó contra el Bayer Leverkusen no se parecía en nada ni en los jugadores ni en el estilo del juego. No fue una referencia.

A la leyenda se llega aportando una revolución en el fútbol, como lo hicieron los melenudos del Ajax y su proyección en la naranja mecánica por la nueva concepción de un fútbol dinámico, de un fútbol total como se le llamó en su día. El Milán de Sacchi sólo consiguió dos copas de Europa, pero la defensa en zona achicando los espacios, el ahogo que ejercía sobre el rival y la manera de aprovechar el fuera de juego en defensa y un gran ataque lo convirtió en una sinfonía que se convirtió en la biblia de los planteamientos.

El Barcelona ha dado una vuelta de tuerca a todo eso. Es el mejor defendiendo, pero también lo es atacando. Es la belleza del fútbol, es la excelencia de la que tanto se habló hace unos años. No debería estar prohibido jugar así, tendría que ser imitado. A la salud del fútbol le vendría muy bien.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios