El Palillero

El fin del peaje

En Cádiz no se entiende que tener una vía rápida (y no saturada) es vital para el transporte del siglo XXI

Como en Cádiz no se enteran de las reuniones de otras capitales andaluzas, en las que se tratan asuntos influyentes, voy a recordar una que tuvo lugar recientemente en Málaga. Eran unas jornadas técnicas de la Asociación Cívica del Sur de España, copresidida por el ex alcalde de Málaga Luis Merino y el ex alcalde de Sevilla Manuel del Valle. Para potenciar el desarrollo de ambas provincias, se ha creado el famoso eje, que no es una red de ciudades milenarias, como ingenuamente cree el alcalde de Cádiz. Se trata de un proyecto para que entre Sevilla y Málaga comanden la economía andaluza.

Para avanzar en ese proyecto han pedido a las administraciones públicas tres infraestructuras que consideran imprescindibles. La primera es el AVE directo entre Sevilla y Málaga (ahora existe pasando por Córdoba), en el que ya se han gastado un dineral para nada. La segunda petición es potenciar el aeropuerto de Málaga como el gran centro aeroportuario andaluz, abriendo nuevos destinos internacionales. Y el tercero, la creación de una autopista entre Sevilla y Málaga, a través del valle del Guadalhorce, como complemento a la autovía A-92.

Las tres propuestas se pueden comparar en clave gaditana. El AVE entre Sevilla y Cádiz todavía no existe. A pesar de lo que se han gastado en la doble vía para la alta velocidad, el viaje por tren entre Sevilla y Cádiz no es más rápido que por carretera; y además se complicará con el mamarracho del tranvía de la Bahía y su trasbordo. El tráfico del aeropuerto de Málaga no compite directamente con el de Jerez, aunque su expansión puede ser un lastre para captar vuelos.

Pero lo más llamativo es el entusiasmo que ha provocado en Cádiz el fin del peaje de la autopista AP-4 en 2019. Mientras en Málaga están defendiendo una autopista de peaje a Sevilla, que sea alternativa a la autovía. En Cádiz no se entiende que tener una vía rápida (y no saturada) es vital en el transporte y las comunicaciones del siglo XXI. Por ello, lo esencial para la provincia de Cádiz no es el fin del peaje (que se podría nacionalizar, a beneficio de la recaudación pública, que falta le hace), sino culminar la autovía completa de la A-4 en el tramo que falta entre Jerez y Sevilla. Así se podrá contar con lo mismo que quieren en Málaga: autopista de pago y autovía gratis.

Por otra parte, el enlace de una autopista nueva entre Sevilla y Málaga con la autovía de Jerez a Los Barrios contribuiría a comunicar mejor las tres provincias. Es decir, a potenciar un eje entre Sevilla, Málaga y Cádiz, que sería de verdad la Gran Plataforma Logística del Sur de Europa. Mientras los otros se mueven, aquí siguen sin enterarse.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios