La azotea

pilar / vera

la fe del comienzo

AL parecer está estudiado que todo inicio en el calendario mueve, por sí mismo -con un pico álgido en enero-, un llamamiento a los nuevos comienzos, a la fe en que el cambio es posible. Esta es una realidad invariable a pesar del alto índice de fracaso que tienen los nuevos propósitos: hasta un 80%. Tal vez así se explique, al menos en parte, los aires optimistas que parecen soplar desde hace un tiempo. O tal vez sea, simplemente, que se ha entendido que el discurso del terror es excesivo. El panorama es tal que el primer buen dato se transforma, de inmediato, en vocero de lo todo bueno que vendrá. Vamos mejorando, nos dicen. Mantenemos uno de los salarios mínimos más bajos de la UE mientras vamos desbrozando servicios sociales. ¿A qué quejarnos? ¡Alegría! Todo va estupendamente. Los 68 asesores personales de Mariano Rajoy que no tienen el graduado escolar deben pensar lo mismo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios