ser o no ser

José / Guerrero / 'Yuyu'

Sin excusas

DEL Cádiz no podemos decir que sea un equipo muy dado a cumplir el refranero. Al menos el de A la tercera va la vencida no está hecho para los colores amarillo y azul. ¿Será a la cuarta?. Pues mire usted, no sabría yo que decirle. Por ganas, que no quede, pero en vista de cómo va la cosa… veremos a ver. En el primer partido se habó de pésimo arbitraje y se comprendió. en el segundo se habló de mala suerte y se comprendió. En el tercero se habló del mal estado del terreno de juego y se comprendió, aunque la capacidad de comprensión va menguando cada vez más entre los aficionados. En el partido de Copa ante el Alcalá, otra vez los nervios asomando por los poros de la piel, pero el triunfo no debe enmascarar el mal partido del Cádiz, como así lo reconocieron los propios jugadores.

Pues esto ya comienza a preocupar, por más que digan que llevamos tres partidos (cuatro con el de Copa) y la cosa no termina de encajar. Es verdad que acabamos de empezar y tampoco es "pa ponerse ajín", que diría aquel borracho de "El que la lleva la entiende". Pero hay ciertas cosas que, no por repetidas en otras temporadas, pierden veracidad. Este rosario de empates está mermando la credibilidad del Cádiz frente a sus rivales. El Cádiz ha pasado de hacerle un descosido al Málaga del Jeque, de ir a comerse el mundo, a ser un equipo al que cualquiera le ve posibilidades de sacarle un puntito. Mal asunto.

Nadie dijo que estoy vaya a ser fácil ni que el Cádiz vaya a pasearse esta temporada, pero no conviene ir dilatando mucho más el golpe de autoridad que se espera del conjunto de José González. La ilusión cuadruplica a la del año pasado, en lo que a afición se refiere, pero los resultados son bastante pobrecitos para lo que se esperaba de este equipo. Y para colmo hoy nos llega otro ex, con la ruina que eso conlleva. Otro señor en el banquillo queriendo demostrar a mas de uno que se equivocaron con él. Y encima dirigiendo a un rival más peleón que el cuñado de Rocky con dos valdepeñas sin Casera encima.

No me gusta el panorama. Nervios, presión, etc. El año pasado Jose me dijo que había en el vestuario una especie de miedo escénico, casi pavor a jugar en casa, por no aguantar a los aficionados de uñas con el equipo. Jugar así debe ser complicado, pero los profesionales deben entender que esas situaciones solo las provocan los malos resultados. Si fallas en tu trabajo te van a reñir, fijo.

En manos de los jugadores está dar un manotazo en la mesa y dejar claro que este año se va a por todas. Otro empatito o cosa peor (toquemos madera) empezaría a generar mas discusiones de las deseadas sobre determinados aspectos. Esto es un juego, sí, pero si en cinco partidos no demuestras tu supuesto poderío… algo falla. Así que hoy tranquilidad, a hacer las cosas bien, a apoyar al equipo. En el partido de hoy cabe de todo: cánticos, banderas, mosaicos, bocinas, bufandas, etc. Lo que no caben son más excusas, por mas justificadas que estén. Carranza se merece ya una alegría. A por ella del tirón.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios