Un error de Ciudadanos

Juanma Pérez Dorao, en muchos momentos, fue el verdadero portavoz de la oposición municipal a Kichi

Nunca sabremos lo que hubiera sucedido en Cádiz si Ciudadanos hubiera mantenido a Juan Manuel Pérez Dorao como número 1 y a María Fernández-Trujillo como número 2 de su lista. Probablemente, hubiera ocurrido lo mismo, o algo parecido, en el sentido de que Kichi hubiera ganado con 13 concejales. O puede que con alguno menos, por los restos, y porque quizá no se hubiera abstenido un sector del centro derecha gaditano. En todo caso fue un error, un inmenso error de Ciudadanos, que ha frustrado su progresión en Cádiz, y ha metido en la política de trincheras a un profesional cualificado, como es Domingo Villero, para ejercer un papel de secundario.

El error de Ciudadanos vino propiciado por su secretario de Organización, Fran Hervías, que cometió la misma torpeza en otros lugares de Andalucía, como Sevilla y Córdoba, además de Cádiz, sin olvidar los problemas de Jerez, donde el partido estalló. Así Ciudadanos (que había sido segundo en la capital y en la provincia tanto en las andaluzas como en las generales) fracasó en las municipales del 26 de mayo. Quedó por detrás del PP en los municipios más importantes. En Sanlúcar, la tierra de Juan Marín, fueron terceros tras el PSOE e IU. Sólo se presentaron en 23 municipios de la provincia (lo que dice mucho de su penosa organización) y sólo van a tener un diputado provincial. Unos resultados peores que los de Andalucía por Sí, donde se han quedado los supervivientes del PA.

El petardazo de Ciudadanos ha pasado casi desapercibido. Se han alejado del sorpasso al PP en casi toda España. Pero en Cádiz lo peor es el trato que dieron a Juanma Pérez Dorao y María Fernández-Trujillo, que entraron en el Ayuntamiento como pioneros del partido naranja y se van por las malas tras una buena labor. Juanma, en muchos momentos, fue el verdadero portavoz de la oposición a Kichi. Supieron unirse al PP y al PSOE para formar una barrera que ahora probablemente se romperá. Juanma estuvo al frente de Onda Cádiz TV y María de la Fundación Municipal de la Mujer. Hicieron un trabajo de normalización que era complicado. Además, van a devolver 30.000 euros del grupo municipal al Ayuntamiento, ya que vivían de sus trabajos.

En su despedida, Juanma Pérez Dorao no se ha cerrado las puertas de la política municipal para dentro de cuatro años. En estos momentos, cuatro años parece la eternidad. Pero es una advertencia: en Cádiz hay personas que no están dispuestas a resignarse a una cubanización.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios