Línea de fondo

pedro Ingelmo

Mi equipo es mi nación

EL Español se llama Español como contraposición al Barcelona, que lo había fundado Joan Gamper, que era suizo. Rápidamente, los periquitos se convirtieron en el equipo de buena parte del empresariado catalán, el que hacía sus negocios con Madrid. En el Español no eran muy españolistas, pero sí eran prácticos. Aplaudían al Real Madrid no por madridistas, sino porque era lo que les fastidiaba a sus vecinos. Por su parte, el Barça era el equipo de los xarnegos, la gente de aluvión, los de fuera, que encontraban en esos colores la integración. Pero el Barça, mas que un club, se fue convirtiendo en algo más. En su estadio se podía gritar en catalán, se podía atacar al Real Madrid como representante de las esencias del franquismo. Se podía, por tanto, hacer oposición política. Cataluña es una nación sin estado. Durante mucho tiempo no lo han necesitado porque bastaba con su reafirmación cada domingo en el estadio. No necesitaban ni selección nacional porque su selección nacional era el Barça, fundado por un suizo. Los culés separatistas encuentran ahora en el mejor equipo del mundo el discurso y la convicción de que no son España. Fútbol siempre ha sido política y más que nunca una Generalitat gobernada por políticos que se elevan sobre una inmensa espiral de comisiones y usos fraudulentos de fondos públicos -como todos, parece por otro lado- encuentra en una bandera y en las cabriolas de unos glober trotters de un juego que consiste en manejar bien los pies la cortina de humo que les lleva a razonar que independencia es libertad. La libertad de esa élite ociosa, la política, que hace de los sentimientos nacionales un escudo para proteger su acumulación de privilegios. Muy parecido a lo que el franquismo hizo con el Madrid y, posiblemente, muy parecido a la estrategia de quienes ahora dirán, a la sombra de los goles de Cristiano, que atacar sus privilegios es atacar a España.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios