La epidemia

Durante algún tiempo tuvimos la impresión de que Cáiz tenía algún privilegio para que se produjeran menos contagios

Durante algún tiempo y a la vista de los datos de contagiados por el Covid-19, tuvimos la impresión de que Cádiz tenía algún privilegio para que se produjeran menos contagios que otros lugares de España. Había quien decía que los vientos, en una ciudad abierta a los mares y con una estrecha conexión con el resto del territorio, dispersaban los virus, que necesitaban algo de quietud para contagiar. Pero ahora resulta que es aquí, en la provincia de Cádiz, donde más casos se dan. Las cifras son aterradoras. En esta semana el número de nuevos positivos ha sido el mayor de toda Andalucía con 2.132 nuevos casos, en un solo día y hemos superado los 900 fallecidos, con 11 nuevas muertes ocurridas el último jueves. Y lo peor, es que se percibe por los sanitarios un descenso en la media de edad de los ingresados, porque antes los fallecidos tenían más de 75 años y solo un 5% eran menores de 55 años. Como indica en su crónica José Antonio Hidalgo, jamás se habían superado en 24 horas, los 2.000 contagiados, cifra que el último jueves se superó con creces. Y da miedo leer, -si es usted mayor- que la saturación hospitalaria obliga a dar preferencia a los pacientes que por razón de edad tienen más posibilidades de sobrevivir y el dato final es que desde el inicio de la pandemia han fallecido 128 gaditanos de entre 45 y 64 años; 7 entre 30 y 44 y 4 entre 15 y 28 años.

Desde el sábado estarán cerrados los pueblos de Alcalá del Valle, Algodonales, Barbate, Bornos, Cádiz capital, Chiclana de la Frontera, Puerto Serrano, San José del Valle, San Martín del Tesorillo, Tarifa y Zahara de la Sierra. Los municipios con cierre perimetral y suspensión de la actividad no esencial son Algeciras, Alcalá de los Gazules, Algar, Arcos, Benalup, Benaocaz, Castellar, Chipiona, Conil, el Gastor, Espera, Grazalema, Jimena, La Línea, Los Barrios, Medina, Olvera, Puerto Real, Prado del Rey, Rota, San Fernando, San Roque, Sanlúcar, Setenil, Torre Alháquime, Vejer y Villamartín. Solo los municipios del Bosque, Paterna, Ubrique y Villaluenga del Rosario no tienen restricciones adicionales. En resumen habrá cierre perimetrales en 41 de los 45 municipios de la provincia.

Para acabar con las malas noticias, estamos en una zona con alto o muy alto peligro de terremoto, por la aproximación de placas tectónicas, que unido a las fallas y el tipo del terreno nos sitúan en una zona especialmente peligrosa.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios