Tribuna libre

Nicolás Terry

¿Por quién doblan las campanas?

Como escribe mi amigo Willy Doña, "soy partidario de... (expresa su opinión sobre un asunto)…, bueno ¿Y qué?…" Pues bien, yo soy partidario de que todo el mundo escriba lo que piensa de un asunto puntual, sin que por esto nadie tenga que judicializarlo ni descalificarlo y cuando digo nadie, es nadie, incluyendo a la clase política.

Señor alcalde, me dicen que es usted una persona que acredita talante democrático y es propenso al diálogo. Pero en su opinión vertida en este periódico el sábado 3 referente a "los diálogos constructivos y no negativos" me parece que usted no ha estado todo lo acertado que debería, una cosa es el dicho y otra el hecho. Aunque apelando a su buena voluntad me atrevo a escribir esta columna.

Me siento profundamente identificado, porque es una grandísima persona y un mejor profesional, con todo lo que mi gran amigo José María Godínez escribe en su columna, desde la primera a la última letra. Y esto nunca hay que tomarlo o identificarlo como un dialogo u opinión destructiva, todo lo contrario, hay que tomarlo como lo que es, una crítica constructiva, donde se denuncian hechos que usted sabe mejor que yo que son muy ciertos.

Como ejemplo le describo uno que es tan real como que el Castillo de San Marcos existe. El pasado año a esos benditos aficionados a las motos (a los que usted homenajeo ayer) y cuyo grupo lideran de manera magistral Fosco padre e hijo se les ocurrió organizar una carrera de motos clásicas por el casco histórico de nuestra ciudad. Casualmente al primero que le expusieron el proyecto fue a José María Godínez, entonces presidente del CCA. Me consta que se pusieron a trabajar y contaron con la ayuda inestimable de algunos de sus concejales.

Pero he aquí que su antecesor en la Alcaldía y apartado del cargo por su propio partido (y hoy gozando de un retiro dorado de 53.000 euros al año, sin que nadie sepa por qué) no solo no aportó nada (lo normal) al proyecto, sino que puso todos los palos en las ruedas que pudo hasta cargárselo. Hoy ese gran proyecto, creado y gestado en El Puerto de Santa María verá la luz en la ciudad hermana de Jerez de la Frontera, ¿tiene o no tiene guasa el asunto?. Y mi pregunta es ¿de este hecho también es culpable mi amigo José María Godínez?

Se preocupa usted de calificar como negativas opiniones muy válidas y sin embargo pasa por alto algunas actuaciones de su equipo de gobierno. Por ejemplo, ¿qué hace todavía en su puesto su concejala de Medio Ambiente? Los auténticos portuenses comprobamos estupefactos algunas de sus últimas decisiones, tan negativas contra la ciudad.

Por un lado nos priva de una de nuestras más significativas señas de identidad como son las palmeras, a las que les ha declarado la guerra por el mero hecho de ser concejala.

Y por otro también va a privar a muchas familias de poder seguir regentando los "chiringuitos de la playa" por un pliego donde prima el afán recaudatorio.

Yo me atrevo a comentarle que esta señora, la misma que en el último Consejo de Medio Ambiente rechazó el diálogo por un democrático "aquí se hace lo que yo diga" sí que es un argumento negativo para la ciudad y no la opinión de José María.

Con todo mi respeto le digo, señor alcalde, que personas como José María Godínez debería tener nuestra ciudad al menos cien. Escuchar esas opiniones son lo que engrandece a un gran pueblo y a su máximo regidor, sobre todo si nuestro Puerto está absolutamente esquilmado por loor y gloria de sus dos últimos antecesores.

Estoy convencido que si todos remamos en la misma dirección los resultados llegaran, ojo que va a costar mucho pero llegarán. Lo que no se puede hacer es matar y descalificar al mensajero por sistema.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios