Dan pésames en las redes sociales. Sin confirmar las muertes, para qué. Propagan 'noticias' sobre enfermedades con partes médicos al detalle. Que sí, que lo sé, que me lo han dicho de buena tinta. Lo que pasa es que la tinta es de calamar. O de esa que se salía del boli y te dejaba la camisa para tirarla a la basura. Es el nuevo periodismo de casapuerta ayudado por la difusión al segundo por los guasaps. No hace falta confirmar nada. Que sí, que ha muerto, que me lo acaban de decir. Pero, ¿dónde se ha publicado eso? En ningún lado, pero me lo acaba de confirmar uno que no falla y está muy enterado. Ah, vale. Pasan las horas y nadie muere. Pero el daño está hecho. No importa que esas personas tengan familias. Hay que dar la primicia. A lo loco, pero hay que darla. Que para verificar ya están los periodistas profesionales, que para eso cobran.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios