Tiempo añadido

david Almorza

El día que ganó el fútbol

ESCRIBE Luis Miguel Barranco un magnífico artículo titulado Si tengo que perder, yo quiero perder así, en la página web www.jerezdebase.com. Relata la crónica del partido disputado entre el Cádiz y el Xerez Deportivo en la categoría alevín. En la ida, jugada en campo jerezano, se finalizó con empate a cuatro tantos. Quien ganaba la eliminatoria se alzaba con el ascenso de categoría. Todos los ingredientes para pensar que se trataría de un encuentro de vuelta muy reñido, y así fue.

El acta arbitral señala que ganó el Cádiz. En estas categorías, el resultado es lo menos importante. Lo más valioso fue que ese día ganó el fútbol. Eso es lo más difícil de conseguir. Cuando el árbitro pitó el final, el partido acabó. En ese momento, los jugadores, unos tristes y otros contentos, fueron capaces de poner punto y final. Se saludaron, se felicitaron, se consolaron, dieron un ejemplo de deportividad y, para terminar, se hicieron una foto todos juntos. Por eso ganaron todos los protagonistas, porque gracias a ellos ganó el fútbol.

Detrás de este éxito hay un trabajo de toda una temporada, que es el que realizan los entrenadores: Antonio Moreno en el Xerez y Manolo Robles y Juan Bazo en el Cádiz. En estas categorías hay que enseñar valores, y ellos lo consiguieron. Enhorabuena a los tres.

Imagino que Antonio continuará en el Xerez. Su trabajo es muy importante. Me dicen que Manolo y Juan no seguirán la próxima temporada en el Cádiz. Pienso que igual que hay equipos de Primera División que cuentan con ojeadores que les informan de los jóvenes valores canteranos, deberían tener también ojeadores que informen sobre entrenadores a contratar. No conozco la situación actual de Antonio, pero si Manolo y Juan están ahora libres son un lujo de entrenadores para cualquier equipo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios