Desde Tribuna

José Joaquín / León /

Algunos detalles significativos

IMPORTANTE victoria del Cádiz en Cartagena, que deja al equipo en el segundo lugar de la clasificación, a cuatro puntos del líder, UCAM Murcia. Antes de comenzar el partido, ya se conocían los resultados de los principales rivales, por lo que existía esa motivación añadida. Sin embargo, lo más interesante del partido matinal de ayer no fue sólo el resultado, sino algunos detalles significativos que se deben tener en cuenta. El principal es que el Cádiz es capaz de ganar fuera, incluso con claridad, cuando afronta el partido como lo debe hacer. Y también se nota que con Claudio Barragán en el banquillo ha aumentado la motivación de los futbolistas. Está por ver si esa reacción es duradera, o no.

En la alineación que presentó el Cádiz en Cartagena destacó la ausencia de dos vacas sagradas (al decir de Cruyff), dos futbolistas a los que se consideraba titulares indiscutibles, como son Josete y Airam. La verdad es que, aparte de molestias físicas y el cansancio derivado del partido de Copa, ninguno de los dos está en su mejor momento. Enfrente estaba un Cartagena también muy motivado, con Ceballos, Luque y Gato, tres ex cadistas en el once titular. Cada uno aportó aquí lo que pudo, pero el tiempo no pasa en vano, ni son internacionales, por lo que aquí se decidió contar con otros.

El partido discurrió en la primera media hora sin jugadas demasiado admirables. Hasta que Jona marcó el 0-1, que dio más consistencia al Cádiz. Atención también a ese dato, porque el delantero fichado del Jaén parece rendir mejor cuando juega de nueve único, con Fran Machado de media punta. Y después de este partido ya es el máximo goleador del equipo.

Después del gol, hubo un penalti claro a favor del Cádiz, pero fue necesario esperar a la segunda parte para que el árbitro pitara otro. Como no estaba Airam, lo chutó Jona, que lo marcó. Por entonces el Cádiz ya era totalmente superior. Y el Cartagena se quedó con un futbolista menos por la expulsión de Germán.

Otro detalle significativo es que esta vez el Cádiz procedió con inteligencia. No se replegó a defender la ventaja, ni se dedicó a contemporizar, sino que aprovechó la superioridad para remachar la victoria con el 0-3. Villar marcó ese gol, que se merecía.

En los últimos minutos, con Airam Cabrera y Migue García en el campo (eran titulares y ahora no lo tienen claro), el Cádiz siguió atacando en busca del 0-4. Pero en los últimos minutos no es tan raro que se cometa algún error atrás: un despiste, un penalti, una falta innecesaria… Así que después de un remate al palo de Kike Márquez, marcó el Cartagena cuando no se esperaba. No fue preocupante, porque iban 0-3; pero lo malo es que a veces van ganando por la mínima y han cometido errores que después se han lamentado. Aunque en Marbella y en Melilla sucedió al revés, y se empató al final. En general, hay que tener más cuidado en los últimos minutos.

El UCAM ha ganado ocho partidos y ha empatado otro ocho, pero no ha perdido ninguno. Su media es de cuatro puntos cada dos partidos. Si la mantiene, terminará el año 2014 como líder. El Cádiz debe sumar de tres en tres para alcanzarlo. Y cuanto antes, mejor.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios