El debate municipal

A la espera de otras actividades más productivas, cuidemos lo que hay, con una ciudad limpia y amable

Siguiendo la moda de los debates electorales se ha celebrado en Onda Cádiz el previo a la celebración de las elecciones municipales. A él concurrieron los cuatro números uno en las listas de los partidos que ya cuentan con representación municipal. Hay además de estos, otros partidos que se presentan, que no cuentan con esa representación, aunque Vox que cuenta con diputados en el Parlamento de Andalucía y el Congreso de los Diputados no estuvo presente, pero ignoro si su ausencia fue, o no, decisión propia. El director de Diario de Cádiz y la gerente de Onda Cádiz moderaron el debate. También intervino el redactor jefe del Diario, Melchor Mateo y usted habrá podido leer en la edición del Diario del viernes cumplida cuenta de lo que fue ese debate. (Por cierto: Fernando Santiago en su blog se extrañaba, y al tiempo admiraba, la corbata fucsia de Melchor. Le ilustro que, sin duda, se trataba de un homenaje al manto rojo del Cristo Ecce Homo, porque el periodista es hermano de esa Cofradía)

Hoy sábado es el "día de la reflexión" en la que no cabe pedir el voto ni de hacer propaganda electoral. Por eso, mi comentario no debe contener ningún juicio de valor sobre las intervenciones, aunque esto no excluya una opinión sobre el estado de la ciudad de Cádiz. El alcalde actual, José María González, al que Rafa Burgal le hace una extensa entrevista, se queja de que a la oposición "no le duela Cádiz tanto como al Gobierno" y lo deduce de que, a los opositores, les ha interesado más boicotear al equipo de gobierno que solucionar los problemas. Si hubiera puesto un solo ejemplo, cabría considerar la queja, pero no da ninguna muestra de que la solución que él proponía era la correcta y que la oposición era la que se equivocaba. He leído la propuesta de los alcaldables de Podemos en la Bahía, para dinamizar los Astilleros y generar más empleo. En ella ha intervenido el alcalde González y extraña que la propuesta que nuestros Astilleros no se construyan buques militares, no contenga la excepción del que ya está contratado con Arabia Saudí.

La ciudad de Cádiz vive ahora buenos tiempos. Al menos atracan cruceros en los que navegan cientos de turistas y que hace que las calles, comercios, lugares de restauración, la Catedral y museos tengan una animación que hace pocos años no se veía. En espera de otras actividades más productivas, pero que cuestan mucho tiempo y dinero acometer, cuidemos lo que hay, con una ciudad limpia y amable.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios