Palabras menores

Pepe Mendoza

Un cuarteto sin clase (obrera)

QUÉ bueno el cuarteto 'Pensión imposible', ese que el otro día actuó en Madrid, por encargo de la Sra. Merkel, poniendo la guinda al pastel de otro acuerdo económico y social maravilloso. Yo no paré de reírme todo el rato.

Sembrada la presentación, en la que el que el que hacía de Cándido Méndez (para mi gusto el tipo era manifiestamente mejorable: más que un sindicalista parecía el miembro de una orden mendicante), dijo aquello de "los trabajadores han recibido con tranquilidad este acuerdo porque, en la medida en que se conoce con detalle, es mejor valorado". Muy conseguido, también, el personaje del compañero Toxo: desternillante la escena en la que se da cuenta que lleva la chapa de "No a los 67", y se la arranca de cuajo de la chaqueta, tragándosela directamente. Por eso en la foto de la firma aparece con los carrillos hinchados, no sean malpensados. A mí me pareció un sentido homenaje al marxista más en boga en los últimos tiempos, el mudo Harpo.

La parodia tampoco se quedó atrás. Ese Zapatero buscando de madrugada la farmacia de guardia, para comprar lexatín para los mercados, mientras repite, con la voz de Botín, que la reforma no supone un recorte de derechos sino una ampliación, pero de los beneficios de los fondos privados de pensiones. O el mensaje grabado de Rajoy, diciendo que sí pero no, y viceversa, para terminar asegurando que él no estaba dispuesto a perder el tiempo en políticas a largo plazo, pues lo urgente es que ni el mundo ni España se rompan en 2012, tal como augura la profecía.

Sublime el final del popurrí, con un gancho preguntando por qué demonios los pensionistas tienen que estar financiados con las cotizaciones de los trabajadores y de las empresas, y no con los impuestos, como el Ejército o la Casa Real. ¡Derrotista!, ¡aguafiestas!, le gritaron los más patriotas, olvidando que aquello era solo carnaval.

Tiene razón, Rubalcaba: no es lo mismo salir de la crisis por la izquierda que por la derecha. Ni por el surrealismo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios