El Tiempo Así se ve Sanlúcar a vista de dron tras la sorprendente granizada

Calle real

Enrique / Montiel

Con contundencia

SÓLO sé un poco de palabras. Poco más. Quiero decir que las palabras van como por un río y cuando todo va como debe, es una superficie lisa, sin apenas un despeine. El problema es cuando el río va revuelto, las palabras son como un ave chapoteando en una mancha de petróleo, o un gran pescado muerto en un recodo de un río sucio, lleno de desperdicios no biodegradables, que se dice.

Pues bien, en el río de palabras de la semana han sido las palabras de la concejala andalucista del gobierno De Bernardo-Pedemonte, Rosario Álvarez, las que han sobresalido como gran remolino. Hacían referencia a la denuncia de los socialistas, al parecer admitidas por la Fiscalía, sobre la empresa que tiene la concesión del Alcantarillado. Tras la condicional de rigor (siempre necesaria), Álvarez ha dicho que actuarán "con contundencia". Si se demuestra que, etcétera.

Pues bien la correspondencia semántica entre la irregularidad y la contundencia no acabo de apreciarla en el sentido que haya querido expresar la andalucista. En un sistema político democrático y garantista, la actuación de los poderes deberá atenerse a lo que las leyes establecen, y no creo que las leyes hablen de contundencia en la actuación de los poderes. El problema siempre está en la "política", como es sabido. Y en la culpabilidad in vigilando, de la que hablan los manuales de Derecho. O sea, caso de que la denuncia de los socialistas prosperase y se demostrara que se ha producido una irregularidad lesiva para los intereses de los ciudadanos isleños, el Gobierno municipal, que ahora se nos muestra lleno de vigor y firmeza, esto es, de "contundencia", deberá ser juzgado por su culpa in vigilando. Juzgado políticamente, claro. Salvo que la Justicia encuentre elementos inculpatorios negligentes en los responsables políticos o técnicos municipales.

Pero como ni siquiera están dispuestos a asumir responsabilidad política alguna en el (presunto) robo de la Caja, imagino que en esta cuestión que la Fiscalía estudia, y que no ha calificado todavía, la "contundencia" es la palabra que mejor puede definir la impotencia del gobierno municipal para salir medio bien de otro embrollo. Presunto también, no se olvide.

De cualquier modo, los ciudadanos más que "contundencia" lo que queremos es eficiencia, que no pasen estas cosas. Que el gobierne gobierne bien, o sea. Y no abrir un Diario y encontrarse con que la Fiscalía acepta la denuncia de los socialistas sobre otra historia municipal. Presunta, por supuesto.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios