desde preferencia

José Joaquín León

Las consecuencias de un fracaso

BASTA con ver lo que ha ocurrido después de la eliminación del Cádiz para confirmar que era casi imposible que superara tres eliminatorias de ascenso. Los jugadores se han echado las culpas entre ellos y algunos han criticado los planteamientos defensivos del entrenador. Por su parte, Jose González ha dicho que los jugadores no supieron competir y que nadie lo puede acusar de "cagón". También le han echado las culpas al árbitro, que anuló injustamente un gol a Juanse y estuvo casero, pero que no marcó ninguno de los cuatro goles del Mirandés. Es una desfachatez culpar al árbitro, aunque fuera impresentable, cuando el equipo ha sido más impresentable todavía.

A todo esto se sigue hablando de la compra y venta de las acciones. Muñoz dice que hay hasta seis compradores interesados, pero ahí estamos. Con Roberto Suárez, que se equivocó en el 80% de sus fichajes, planificando la próxima temporada. Una característica del Cádiz de los últimos años es que no aprenden de los errores, y los repiten. Ahora lo principal no es el pasado, sino el futuro. Hay que asumir las responsabilidades.

Para empezar, la plantilla. Se ha dicho que sólo tienen contrato ocho jugadores. ¡Es una suerte inmensa! Si acaso me parecen demasiados esos ocho. Hay una buena oportunidad para hacer una limpieza en condiciones. Si Peguero se quiere llevar al Recreativo de Huelva a Dani Miguélez, Baquero, Carlos Caballero y López Silva, hay que darle las gracias a Peguero por ese gran favor que nos hace. Y pedirle que se lleve a alguno más, ya de paso. Yo lo siento por el Recre. Puede que alguno de ellos incluso triunfe allí, pero eso no significaría que hubiera triunfado aquí, donde ya los hemos visto.

Uno de los problemas de esta plantilla no es sólo la mayor o menor calidad de los jugadores, sino que están demasiado maliciados. A ellos y al Cádiz les vendría bien un cambio de aires. Las declaraciones de Pachón han sido sintomáticas. En el Cádiz hay jugadores como el citado Pachón, Cifu, Enrique y Raúl López que han jugado en Primera y otros que lo hicieron en Segunda A. No es un problema de nombrecitos, sino de actitudes, de compromiso, de ilusiones.

Si se va más de media plantilla, gracias a Dios, el único temor es que hay que fichar a muchos futbolistas de recambio. Y ya se ha visto como fichan. Por otro lado, que nos digan que van a confiar más en la cantera suena a cachondeo. Ya lo dijeron hace un año y fíjate. La cantera del Cádiz está descuidada. Así no salen jugadores. Tenemos un filial que estuvo a punto de bajar a Primera Andaluza y se salvó en la última jornada, ganando con apuros en el campo del colista. De ahí no sirven ni tres jugadores. Una cantera necesita una planificación, una estrategia, un trabajo, saber lo que se quiere…

Y luego está el entrenador. Jose González ha perdido el crédito de buena parte de la afición y se ha enfrentado con algunos de sus jugadores. Sólo podría seguir si hace una plantilla en la que acierte plenamente. Estará en el punto de mira desde la pretemporada. Por todo ello, hay que tener mucha sensatez e ideas claras para formar una plantilla nueva que aspire al ascenso con más garantías. Si no es así, lo peor está por venir.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios