UNA vez pasados los Black Friday y los Cyber Monday, millones de paquetes sobrevuelan nuestras cabezas para llegar a su destino. Las compras por internet, y especialmente en estas fechas, han hecho crecer sectores relacionados con la logística, pero ojo, de un modo muy precarizado generalmente. Los falsos autónomos, los riders, los contratos por horas en los almacenes de las multinacionales... Por otra parte, desde la Cumbre del Clima nos recuerdan que tanto transporte con combustibles fósiles está matando nuestro hábitat. La tienda online facilita y abarata por la competencia global, pero la huella que deja no entra en la factura. Así que, podría ser el momento de escoger un día de la semana (importante para el marketing usar su nombre en inglés) y proponernos hacer las compras en la tienda de la esquina, lo más kilómetro cero posible y aportar un granito de arena a la sostenibilidad de nuestro planeta. Por el Corner’s Wednesday.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios