El puerto de Cádiz lleva no sé cuantísimos meses esperando a que los administradores concursales de los suelos de la extinta Delphi digan si quieren los terrenos para la instalación de una empresa privada o si realmente es un brindis al sol lo de estos señores que tienen entre sus cometidos aligerar y aclarar un final feliz para este suelo. Ahora resulta que ayer, casi de remanguillé nos enteramos de que la Junta tenía por ahí perdido un trámite burocrático o administrativo que era necesario para que se pueda derribar el edificio Ciudad del Mar para la construcción del futuro hotel que podría significar el auténtico pistoletazo de salida a esto del proceso de integración puerto-ciudad. Han tardado diez meses en sacar esto para delante. Ahora a ver cuánto tarda el Ayuntamiento en aprobar en pleno la modificación del PGOU que ahora hace falta. Esto va a diez por hora y, mientras tanto, todo es cuestión de esperar, esperar...

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios