LÍNEA DE FONDO

Juan José Gardón / Jgardon@diariodecadiz.com

Una caricatura de Real Madrid

La falta de recursos ofensivos y los despropósitos defensivos encienden las alarmas en el conjunto merengue

AL borde del abismo. Así se encuentra el Real Madrid tras las últimas derrotas, dolorosas no sólo por el resultado final sino también por la forma y por la falta de recursos que presenta el conjunto merengue. La reciente derrota en Liga de Campeones ante la Juventus evidenció las enormes carencias del equipo.

Schuster, en la previa del partido, apelaba a la rabia y al amor propio para sacar el partido adelante. Tampoco se puede afirmar que el equipo no corrió y luchó, pero en el fútbol actual hay muchas ocasiones en las que hacen falta muchos más recursos para ganar un partido. Es verdad que el árbitro de la contienda pasó por alto algunas acciones polémicas en el área transalpina, pero el Madrid es un club que no puede vivir pensando constantemente en las decisiones arbitrales.

Y es que este equipo presenta muchas imperfecciones. Lo más preocupante es la falta de recursos tanto técnicos como tácticos que mostró ante una Juventus que se limitó a plantear un férreo entramado defensivo y a la magia y la pegada de Del Piero, que demostró que lleva muy bien eso de envejecer. Incapaz de buscar profundidad con la inesperada baja de Robben, el único extremo puro del conjunto blanco, se queda sin recursos de banda. Sergio Ramos no está en su mejor momento y a Drenthe y a Marcelo parece que el escudo de la entidad les viene demasiado grande.

A ello hay que sumar las carencias en la creación del juego ofensivo. Depende en exceso de la inspiración de Guti, apático genio al que siempre le han pesado sus intermitencias. Confiar la delantera a Raúl es mucha responsabilidad, teniendo en cuenta el estado del capitán en las últimas campañas. Van Nistelrooy es un gran nueve, pero sale a varias lesiones por temporada, y si además se encuentra desasistido, el holandés no es ese tipo de delantero con movilidad capaz de inventarse un gol. Muchas deficiencias, sin entrar en la defensa.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios