El Palillero

La camiseta de Soraya

El regalo de la camiseta a unos les ha parecido bien, a otros les ha parecido mal, y a mí me ha parecido arriesgado

Ha pasado por Cádiz Soraya Sáenz de Santamaría, dentro de la campaña que han organizado los del PP contra los del PP. Fue agasajada en el Hotel Atlántico por la plana mayor, que la apoya incondicionalmente. Y ha sido muy comentado el regalo que recibió: una camiseta del Cádiz CF, con la inscripción de su lema de campaña: SoraYA! y el número 1. Se la entregaron entre Juancho Ortiz y Antonio Sanz, mientras Teófila Martínez y otros militantes aplaudían. A unos les ha parecido bien, a otros les ha parecido mal, y a mí me ha parecido arriesgado.

Lo digo porque si el amarillo es "gloria bendita para los cadistas" también "está maldito para los artistas", según se canta en el himno de los Pepperoni de Manolo Santander. Y menos mal que en la camiseta no le han serigrafiado Jona, por si acaso. Por otra parte, Soraya está considerada aficionada del Valladolid, que este año ha subido a Primera, tras pasar casi toda la temporada por detrás del Cádiz, pero apretó al final, que es cuando se ganan los ascensos y los congresos. Y, además, también es hincha del Real Madrid. Pero lo del Cádiz es nuevo. Siempre hay un principio, y ya veremos si le da suerte, o pasa como con el ariete.

Del Cádiz de toda la vida, por el contrario, son nuestro alcalde, José María González, y su pareja, Teresa Rodríguez, a los que imagino cantando en Fondo Sur eso de "todos los fachas fuera del estadio". A Teresa se la ha visto en ocasiones con camisetas del Cádiz de lo más vintage, como de los tiempos de Carmelo, o quizá de la generación de Carlos Orúe. Como Teresa Rodríguez dona gran parte de su sueldo, es normal que no llegue a fin de mes y no le alcance para comprar la camiseta nueva de Adidas. Yo creo que Manuel Vizcaíno le debía regalar el último modelo de camiseta a los dos, con transparencia (en el regalo), para que nadie lo confunda con un caso de corrupción.

La camiseta cadista de Soraya confirma que Antonio Sanz, nacido en Jerez, es hincha del Cádiz, ciudad donde vive cuando no está controlando el territorio andaluz. Sanz es como Dieguito, Raúl López y Dani Güiza. Soraya ya se hizo la foto con su camiseta amarilla (desafiando las supersticiones); y lo de Pablo Casado fue peor, porque esa mañana se hizo la foto en los Sanfermines, vestido de mozo pamplonica, con un pañuelo rojo (sí, rojo, pero sería de La Roja), aunque sin correr delante de los toros de Cebada Gago. Ya hubiera sido el colmo.

También es normal. En estas campañas fratricidas el que no corre vuela; o se pone la camiseta del Cádiz, que es más peligroso.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios