El buen ejemplo de Teresa

Ser mujer y ser madre es muy bonito, y es una de las características esenciales de la identidad femenina

La pareja formada por la señora doña María Teresa Rodríguez-Rubio Vázquez y el señor don José María González Santos van a ser padres de una niña, que nacerá el próximo mes de septiembre. La pareja ya tiene otra hija, de un año de edad, que recibió el nombre de Aurora. Así se podría comunicar esta grata noticia, a modo de Ecos de Sociedad del siglo XXI, desprovista de algunos matices que antes utilizaban, relativos a los sacramentos. Hay que felicitar a Teresa y Kichi porque están dando un buen ejemplo a todos los gaditanos y a todas las gaditanas. Si todos hicieran lo mismo que ellos, esta ciudad no estaría perdiendo población todos los años. El alcalde, en total, es padre de tres hijos y espera a la cuarta. Es cabeza de familia numerosa y ha cumplido el precepto bíblico de "Creced y multiplicaos". Por el contrario, en Cádiz hay demasiados sosos y sosas, que se dedican a restar.

Ha sido un detallazo que Teresa lo haya anunciado en las vísperas del Día de la Mujer. Ser mujer y ser madre es muy bonito, y es una de las características esenciales de la identidad femenina. Los hombres pueden ser padres, pero no madres; aunque algunos paguen vientres de alquiler, que me parece de lo más machista. Por supuesto, ser madre no equivale a que las mujeres se dediquen única y exclusivamente a procrear, excepto que así lo decidan ellas, sino que puedan adaptarse a la vida contemporánea en igualdad y con los mismos derechos.

En ese sentido, Teresa Rodríguez es un referente para nuestras jóvenes. Va a tener dos hijas en un corto espacio de tiempo. Y sin renunciar a sus actividades, ejerciendo sus responsabilidades en el Parlamento de Andalucía; y mandando a hacer gárgaras a su jefe, Pablo Iglesias, cuando se le puso farruco. ¡Ay, si todas hicieran lo mismo! El feminismo también es eso: poner los puntos sobre las íes, y vámonos que nos vamos. Cuando haya que irse, claro.

Según ha afirmado Teresa, viene al mundo una nueva luchadora. También se podría decir una nueva gaditana. Y el día de mañana puede que sea una nueva abonada del Cádiz CF, una nueva afiliada de la Seguridad Social y hasta una nueva votante de la derecha. Porque esas cosas también pasan: a los padres muy fachas les sale algún hijo o alguna hija de lo más progre, y a los padres muy progres les puede salir alguna hija de lo más facha. O no, nunca se sabe, porque a pesar del pin, al final los niños y las niñas salen según se les antoja.

Así, pues, enhorabuena. Y a seguir con el ejemplo, que el padrón os lo va a agradecer.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios